Economía
Martes 11 de Octubre de 2016

Privatizaciones y salarios bajo análisis

¿Es mejor pagar a los profesores con un salario fijo o con bonificaciones? ¿Es recomendable asegurar los coches a todo riesgo? ¿Cuál es la mejor manera de remunerar a los directivos?

¿Es mejor pagar a los profesores con un salario fijo o con bonificaciones? ¿Es recomendable asegurar los coches a todo riesgo? ¿Cuál es la mejor manera de remunerar a los directivos? ¿Tiene sentido dejar empresas estatales en manos de inversores privados? Por investigar sobre estas preguntas fueron galardonados Oliver Hart y Bengt Holmström.

El finlandés Holmström apuesta por no vincular las bonificaciones de los directivos a la cotización de las acciones de sus empresas. Argumenta que estas no dependen únicamente del trabajo de los directivos sino a menudo también de circunstancias externas. Y cuanto más complicado sea el trabajo de un directivo, menos bonificaciones deberían pagársele. Su consejo es: en los sectores con un riesgo elevado los salarios deberían ser fijos y en los más estables deberían depender del rendimiento.

Holmström también trasladó la cuestión de las bonificaciones a los maestros. En el caso de que se les bonificase por los buenos resultados de sus alumnos, l se concentrarían en asignaturas fácilmente medibles, como las matemáticas. Por ello, la existencia de salarios fijos es positiva para mantener el equilibrio en las clases.

Hart indagó también en las privatizaciones. En el año 1977 constató que cuando los inversores tienen que decidir entre mejorar la calidad o reducir los costos suele prevalecer esta última opción. Para su investigación se concentró en las prisiones privadas de Estados Unidos, donde el Departamento de Justicia constató que las condiciones de los presos eran mejores en las instalaciones públicas.

Comentarios