Policiales
Jueves 16 de Junio de 2016

Prisión preventiva sin plazo por el crimen de un joven

Yamil Brian A. fue acusado por matar a Alejandro Fabián Fernández el 26 de noviembre pasado en Fisherton Industrial.

"Si me mandaste en cana sos un traidor", le dijo Yamil Brian A. a Alejandro Fabián "Piru" Fernández, un muchacho de 21 años. Fue quince días antes de dispararle dos tiros mortales, el 26 de noviembre pasado, en la zona noroeste de la ciudad. El joven que lanzó la advertencia había baleado un mes antes a otro muchacho del barrio que lo señaló como el autor de un ataque a los familiares de Yamil. En ese marco, ayer Brian A. fue imputado por el fiscal de Homicidios Pablo Pinto por los dos hechos y un juez penal le dictó la prisión preventiva sin plazo.

Fernández vivía con su familia en Einstein al 6800, en Fisherton Industrial. Alrededor de las 17.30 del jueves 26 de noviembre pasado caminaba rumbo a la carnicería donde trabajaba pero en la esquina de Bielsa y Ecuador se cruzó con Brian A., un muchacho de 23 años, hijo de un comisario retirado y hermano de una mujer policía afincados todos en el mismo barrio.

De acuerdo con testigos, Piru y Brian comenzaron a discutir hasta que el segundo sacó una pistola y efectuó dos disparos que perforaron la cabeza de Piru, que cayó muerto. En la cintura de la víctima la policía halló una pistola calibre 3.80, y cerca de su cuerpo una pistola calibre 11.25. El agresor, en tanto, subió a un Fiat Uno azul y escapó con uno de sus hermanos. Unas horas más tarde, un grupo de vecinos incendió la casa de Brian, a quien sindicaron como el autor del crimen.

Ayer el responsable de la acusación le atribuyó a Brian A. el delito de homicidio agravado por el uso de arma de fuego en calidad de autor. También le endilgó haber baleado a César Báez, el 17 de septiembre pasado, frente a una casa de Einstein al 7100. Un incidente que, según el fiscal, motivó la fatal discusión entre Piru y Brian (ver aparte).

La madre de Piru declaró en la Fiscalía que su hijo "se había criado en el barrio con Brian y su hermano, Sebastián", pero que un año antes del crimen, "se había agarrado a las piñas" con el acusado.

A su vez, un testigo dijo que vio "a dos chicos que se agarraron a los tiros. Uno era Brian, el otro no me acuerdo. Estaban vestidos con remeras y bermudas negras. Son dos banditas que siempre se agarran". Otro testigo indicó: "Vi a Piru que les levantó el dedo a los hermanos A. Sebastián le pasó a Brian una pistola y éste le disparó tres veces a Piru por la espalda".

Otra de los testimonios exhibidos por el fiscal sostuvo que "Piru discutió con uno de los dos hermanos A. Uno de ellos le pegó una piña a Piru y éste sacó una arma descargada. Entonces, le dijo a Piru «para qué nos vamos a pelear». Pero apareció el otro hermano y le disparó. Después se fueron en el auto por Gorriti hacia Circunvalación", señaló.

A su turno Brian A., que el martes se presentó en la Fiscalía de Homicidios y quedó detenido, proclamó su inocencia. "Yo no tengo nada que ver. No tenía problemas con nadie. Me fui porque me quemaron la casa. Y me presenté por las amenazas de muerte que recibió mi madre", declaró.

El abogado Ariel Zeballos González, defensor de Brian, requirió que la prisión preventiva no exceda los 60 días y que su cliente sea alojado en el módulo C de Piñero. En tanto, el juez José Luis Suárez le dictó la prisión preventiva sin plazo y dispuso su traslado al citado presidio.

Comentarios