La ciudad
Viernes 04 de Noviembre de 2016

Prisión preventiva por abuso a un portero

La Justicia le dictó ayer prisión preventiva domiciliaria por 45 días a un portero acusado de abuso sexual a la hija de su concubina.

La Justicia le dictó ayer prisión preventiva domiciliaria por 45 días a un portero acusado de abuso sexual a la hija de su concubina. La Fiscalía había solicitado que se le imputara la figura de abuso agravado, pero finalmente la jueza Hebe Marcogliese calificó la imputación como abuso simple.

El portero se desempeña en un edificio ubicado en Rioja al 600. Fue detenido tras ser denunciado por su concubina por haber abusado sexualmente de su hija de siete años.

Trascendió que el hecho habría sucedido en Ituzaingó al 100, en barrio República de la Sexta. Virgilio V., de 51 años, fue arrestado por una denuncia que hizo su pareja, de 24 años, mamá de la presunta víctima.

La fiscal de Delitos Sexuales, Graciela Argüelles, que interviene en la investigación, ordenó pericias psicológicas y médicas a la menor. Allí la representante del Ministerio Público de la Acusación solicitó que se imputara al acusado por abuso agravado.

Al finalizar la audiencia, Marcogliese dictó prisión preventiva domiciliaria por 45 días al portero por abuso simple.

Compañeros y vecinos del edificio donde fue capturado Virgilio V. se mostraron "sorprendidos". "Lo consideraba una buena persona", dijo uno de los entrevistados a Canal 3.

Comentarios