Edición Impresa
Sábado 14 de Septiembre de 2013

Principios esenciales

El primer punto de la "Declaración de principios de Huerta Grande (1973)" afirma que "La educación es un derecho de todo el pueblo y, por lo tanto, constituye un deber y una función imprescriptible, indelegable e inalienable del Estado, que responderá a las necesidades individuales y sociales del hombre argentino". Le siguen otros principios de igual relevancia, como considerar que "la educación debe ser común, única, gratuita, obligatoria, no dogmática, científica, coeducativa y asistencial y contar con los recursos necesarios, suficientes y permanentes para lograr en los distintos niveles una real igualdad de oportunidades para todos"

También que "el docente debe participar efectivamente en el gobierno, planeamiento y política de la educación a través de su organización gremial". Además que "todas las organizaciones gremiales docentes del país son hermanas".

Comentarios