Ovación
Martes 10 de Enero de 2017

Prigioni puso el punto final

El cordobés anunció su retiro. Se va otro histórico argentino.

"Ha llegado el momento". Con esa frase el para muchos mejor base de la historia del básquet argentino, Pablo Prigioni, inició la carta en la que anunció su retiro de la actividad. A un mes de haber vuelto al Baskonia español, donde lo despidieron ayer como ídolo, el cordobés puso punto final a una carrera extraordinaria que incluyó la medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Beijing 2008 y una prolongada estadía en la NBA.

Prigioni, de 39 años, escribió: "Mi cabeza y mi cuerpo están completamente de acuerdo en que es el momento. Me retiro de la competencia profesional de básquet".

El jugador nacido en Río Tercero jugó en tres equipos en la poderosa NBA (Brooklyn Nets, Houston Rockets y Los Angeles Clippers) además de haber sido medallista olímpico y calificó como "un camino maravilloso" su carrera "con tantas cosas infinitamente buenas, que tapan en absoluto los malos momentos que también te hace pasar este precioso deporte".

Prigioni debutó en 1994 en el Club Social Ramallo y luego pasó por Belgrano de San Nicolás y Obras Sanitarias, antes de saltar a España y EEUU.

"Debería agradecer a tantísima gente, que no sería posible que entraran todos en esta carta, por lo que voy a poner a todos dentro de la palabra básquet. "¡GRACIASSSS BASQUET!!!", agregó al texto que difundió por redes sociales.

El cordobés agradeció también a todos los clubes que confiaron en él pero en especial al Baskonia (jugó en otros cuatro conjuntos españoles): "Es muy obvio que mi sentimiento por este club es muy grande y muy profundo. Crecí y me recibí de jugador con esta camiseta", señaló.

A la selección argentina le agradeció "por haberme hecho vivir momentos únicos e irrepetibles junto a los jugadores más increíbles que ha dado nuestro país".

Por la NBA

Anoche, San Antonio Spurs, el equipo del bahiense Emanuel Ginóbili, segundo en la Conferencia Oeste, se medía con los Milwaukee Bucks.

Comentarios