Policiales
Miércoles 28 de Septiembre de 2016

Presos de la 13ª queman colchones para protestar

Denunciaron malos tratos a familiares en las visitas y se quejaron de traslados inconsultos a la cárcel de Coronda. Les imputarán por los daños.

A media tarde de ayer un grupo de reclusos de la seccional 13ª, de San Nicolás al 2000, inició un amotinamiento para evitar ser trasladados a la cárcel de Coronda y en protesta por lo que uno de los familiares que estaba en la puerta de la seccional consideró como una "falta de respeto en la requisa, con manoseos y humillaciones de todo tipo".

Eran cerca de las 18.30 cuando algunos de los 26 internos quemaron colchones mientras desde la seccional, a cargo del comisario Carlos Scifo, llamaban a bomberos y efectivos de fuerzas de choque. Así fue que una vez que entraron pudieron doblegar el fuego y algunos internos se descompusieron.

El fiscal Gustavo Ponce Asahad, expresó que "la dependencia policial sufrió daños considerables, hay partes que están inutilizables. Fue un verdadero incendio y afortunadamente no hay que lamentar víctimas, todos están en buen estado".

El fiscal ahondó en que el amotinamiento "se produjo después de la salida de las visitas y tenemos sindicados a todos los autores de este hecho a quienes se les instruirá una causa por daño calificado e incendio intencional".

Denuncias. Distinta fue la postura de Norma Acosta, miembro de la Coordinadora de Trabajo Carcelario. "No es la primera vez que esto pasa en la 13ª. Hubo no menos de 10 motines en dos meses y el comisario no tiene idea de lo que es manejarse en una seccional", sostuvo.

La madre de un interno aseguró que "en la requisa te manosean, desnudan a los bebés y a los muchachos no les llega nada de lo que les traemos. Es más, el sábado le traje a mi hijo ropa y no sólo me impidieron verlo, sino que le llegó la mitad de lo que le traje". Otro familiar contó que su hijo "es epiléptico y no lo atendieron".

A última hora unos 60 policías y unos 40 familiares aguardaban novedades. Entre ellos el abogado Marcelo Piercechi dijo que el problema es también "un traslado inconsulto de los reclusos a Coronda, con los trastornos que esto trae a la familia y la incomodidad del caso. Esto se podría evitar con más respeto", enfatizó.

Tortura en la 19ª

La Defensoría Regional de Rosario interpuso un hábeas corpus por torturas a personas detenidas en la comisaría 19ª. En una audiencia realizada ayer el juez Javier Beltramone resolvió declarar abstracto el hábeas corpus por haberse ordenado el traslado de los internos a la cárcel de Coronda. Las torturas y malos tratos fueron denunciados por internos el domingo a la defensora pública Julia Giordano en una inspección de monitoreo al penal de la seccional 19ª, cuando le comentaron sobre habituales golpizas por parte de la guardia nocturna.

Comentarios