El Mundo
Martes 18 de Octubre de 2016

Presiones indebidas del gobierno sobre el FBI

La campaña de Donald Trump utilizó ayer documentos del FBI recientemente difundidos como prueba de complicidad dentro del gobierno de Barack Obama para proteger a Hillary Clinton. Los documentos, difundidos ayer, demuestran que un alto funcionario del Departamento de Estado presionó al FBI el año pasado para modificar la clasificación de un correo electrónico de Clinton, cuando esta era jefa de la diplomacia. A cambio, el Departamento permitiría al FBI enviar más agentes al extranjero. El FBI rechazó el pedido, claramente irregular. El escándalo de los e-mail privados de Hillary cuando era secretaria de Estado tuvo un cierre polémico en el que el FBI tuvo un rol central.

El canal conservador Fox ayer le dio despliegue al asunto, a diferencia de muchos otros medios, más cercanos a la candidata demócrata. Fox News identificó al subsecretario de Estado Patrick Kennedy como el funcionario que intentó el trato ilícito con el FBI. Kennedy intentó "repetidamente" que el FBI desclasificara un e-mail que tenía señalado como "secreto" y que es parte del escándalo de Hillary con sus correos electrónicos cuando era secretaria de Estado. Según los documentos, el funcionario del FBI fue "presionado" por Kennedy. Un alto asesor de Trump, el teniente general retirado Michael Flynn dijo que los documentos son "prueba irrefutable'' de la complicidad de Clinton, el Departamento de Justicia y el Departamento de Estado "para encubrir actividad criminal en los niveles más altos''.

Comentarios