La ciudad
Lunes 19 de Septiembre de 2016

Preocupación por la posibilidad de que cierre un centro que atiende chicos con autismo

Funciona en el Hospital de Niños Zona Norte. La concejala Lorena Giménez advirtió sobre la próxima jubilación de la directora y la falta de formalización de cargos.

La concejala Lorena Giménez, del bloque Partido Progreso Social, participó de la Comisión de Salud junto a padres de usuarios del Servicio Multidisciplinario El Ángel, que funciona en el Hospital de Niños Zona Norte y brinda tratamiento y atención a niños con autismo y con diferentes dificultades de aprendizaje, movilidad y adaptación. A principio de año la edila visitó el lugar, tras recibir la preocupación de los padres por el futuro incierto del centro, que hoy enfrenta una situación de posible cierre debido a la jubilación de su directora y a la falta de formalización de los cargos que dificultan la continuidad de su personal.
El conflicto se manifiesta al estar cerca la fecha de jubilación de la directora y creadora de El Ángel, Berenice Luque, y termina de tomar forma en la falta de formalización de los cargos, hecho que impide la continuidad de la actividad laboral y el nombramiento de una posible sucesora. Las profesionales que prestan sus servicios allí, como fonoaudiólogas, musicoterapeutas y psicopedagogas, entre otras, "no poseen cargos formales y la mayoría realizan sus actividades ad honorem", sostuvo la concejala, quien destacó que "el problema se acrecienta cuando desde el hospital se plantea que los niños continúen los tratamientos con cada profesional por separado, abandonando el abordaje multidisciplinario, hecho que los padres afirman que implicaría un grave retroceso en el aprendizaje y progreso de sus hijos, además de otros inconvenientes de movilidad, traslado y, por supuesto, económicos".
Carla Ferreyra y Jorge Bustamente son los padres de Thiago, un niño que muestra signos de autismo, pese a no estar aún diagnosticado del todo, y que hace años recibe un tratamiento de varios profesionales que han permitido que el pequeño realice grandes progresos en su comunicación y adaptación. La pareja se acercó a la edila, le comunicó su problemática y, a principios de este año, la concejala realizó una visita al lugar pudiendo dialogar con la directora de centro y las profesionales. También recorrió las instalaciones que "evidencia otro problema más: el espacio reducido". Así como el caso de Thiago, el centro atiende a sesenta niños con diversas dificultades y posee una lista de espera de ochenta chicos que necesitan de un abordaje multidisciplinario que solo este centro brinda en la ciudad de Rosario y alrededores.
La edila manifestó que si bien "el Hospital de Niños y el servicio multidisciplinario El Ángel, están bajo la órbita del Ministerio de Salud de la Provincia, los ediles tienen, debido al cargo que ejercen, un grado de representatividad de los vecinos y cuando uno de ellos tiene un problema es menester involucrarse". En este caso en particular, la concejala, sostiene que "la provincia de Santa Fe debe actuar con compromiso y seriedad para permitir la continuidad de este lugar, mediante la creación de los cargos que sean necesarios para garantizar el funcionamiento del centro y cubrir la cantidad de personal y de espacio que sesenta niños y ochenta en espera requieren para su tratamiento".
Luego de la visita que la edila realizó al centro multidisciplinario, se comprometió con Carla y Jorge, los padres de Thiago, a estudiar el tema y brindarles ayuda, y hoy los acompañó a la Comisión de Salud donde se resolvió convocar a una reunión con el director del hospital. Concejales oficialistas expresaron su voluntad de buscar respuestas y entre los ediles de la comisión se decidió realizar un abrazo solidario el próximo martes 27 de septiembre.
Giménez llamó a sus pares a "llevar adelante un gesto en pos de defender los derechos de los niños, tales como el acceso a la salud, a la educación y a integrarse y gozar de una vida saludable y plena".

Comentarios