Edición Impresa
Sábado 17 de Julio de 2010

Preocupación común: qué estudiar al terminar la escuela secundaria

"Vengo a ver qué puedo estudiar, qué onda". Con esa inquietud llega la mayoría de los alumnos secundarios a la Dirección de Orientación Estudiantil, de la Universidad Nacional de Rosario (UNR). Es que las consultas más frecuentes pasan por la búsqueda de una carrera para seguir. La dependencia ofrece —en forma gratuita— talleres, además de información sobre qué beneficios tienen los ingresantes y alumnos.

"Vengo a ver qué puedo estudiar, qué onda". Con esa inquietud llega la mayoría de los alumnos secundarios a la Dirección de Orientación Estudiantil, de la Universidad Nacional de Rosario (UNR). Es que las consultas más frecuentes pasan por la búsqueda de una carrera para seguir. La dependencia ofrece —en forma gratuita— talleres, además de información sobre qué beneficios tienen los ingresantes y alumnos. Para el 2 y 3 de septiembre próximo se prepara la Expo UNR 2010, que muestra la oferta académica de la universidad pública local.

"Los chicos se acercan solos, en grupos, con los padres y hasta con las escuelas pidiendo orientación en sus estudios", dice la actual responsable de la Dirección de Orientación Estudiantil, Andrea Espinosa, sobre los mayores motivos que a diario llevan a los estudiantes hasta Riobamba 201 bis, donde funciona esta oficina. A todos se les ofrece una base completa de carreras, desde el terciario al universitario, con los perfiles, planes de estudio, duración y las exigencias respectivas. Un profesional responde las inquietudes y guía las consultas hacia lo que puede ser de mayor interés. También se deriva a otras instituciones educativa si lo buscado no figura en la oferta de la UNR.

Además se puede participar de talleres de orientación vocacional ocupacional, pensados para los que no terminan de decidirse, llegan con dudas sobre la elección previa o bien deciden empezar otro estudio. Están coordinados por profesionales y trabajan sobre cuestiones personales y familiares.

También se coordinan visitas con escuelas de Rosario o localidades vecinas, donde se les brinda una charla y material informativo. La escuela se lleva un CD con todas las carreras y servicios de la UNR, como el centro de salud, las residencias, el gimnasio, las becas y obra social, entre otros.

"Ofrecemos mucho más que un lugar donde estudiar, también información de las áreas que desde cada facultad hacen a la contención del alumno, como el acompañamiento psicopedagógico para los que están cursando y tienen dificultades para estudiar ciertas materias o miedo para enfrentar un examen", comenta Espinosa.

Sobre las elecciones vocacionales, explica que cada año "aparecen modas". Este año las mayores consultas pasan por arquitectura e ingeniería civil. Pero más allá de estas tendencias, el esfuerzo de la UNR pasa por hacer conocer las carreras de grado, además de una buena cantidad de títulos intermedios y tecnicaturas con salida laboral. También procuran "poner en vidriera" los estudios no tan difundidos como los de biotecnología, biodiversidad o mecatrónica industrial.

Afrontar la deserción

El trabajo de la Dirección de Orientación Estudiantil también se extiende en el acompañamiento de quienes ya cursan. Según explica la directora del área, la intención es "revertir la deserción universitaria que —a pesar de que ha bajado— sigue siendo alta, ya que todavía supera el 50 % anual". El mayor problema está en los primeros años, en particular en el primero.

Para eso apuntan a la atención de las razones que llevan al alumno a dejar la carrera. "Muchos rinden mal un parcial y se sienten frustrados al punto de querer abandonar", grafica sobre los casos que atienden. Y recuerda que entre los problemas comunes de los recién llegados a la universidad figuran la comprensión lectora, la resolución de problemas, los hábitos de estudio y la organización del tiempo. "Este último es un obstáculo importante en especial para muchos chicos —en la UNR la mitad de los ingresantes proviene de otras localidades— que llegan a Rosario a estudiar, de pronto se encuentran solos, con todo el día disponible y la responsabilidad de hacerse cargo de sus estudios y su vida cotidiana".

"Trabajamos articulando con lo que cada facultad y programas de la UNR ofrecen para atender estas problemáticas, ya que la idea es contener a los chicos para evitar el fracaso, la frustración y poder mostrarles que hay diferentes formas de enfrentar los problemas y que siempre hay una salida", dice Espinosa.

Informes en Riobamaba 201 bis, de lunes a viernes de 8 a 16, teléfono 4808390, email: dir.or.estudiantil@unr.edu.ar
 

Comentarios