Política
Viernes 21 de Octubre de 2016

Preocupa al gobierno la "parálisis" en causas contra funcionarios K

"Nos preocupa que haya casos que van a ritmo lento", se quejó Frigerio. La líder del GEN había dicho que el Ejecutivo "protege" a Cristina.

El gobierno aseguró ayer que sigue con "cierta preocupación" la "parálisis" en causas de corrupción contra ex funcionarios kirchneristas y advirtió que éste "es un tema que la Justicia tiene que explicar".

"En un primer momento nos entusiasmamos con la velocidad con la que los jueces habían empezado a revisar los hechos de corrupción del gobierno anterior. Hoy vemos con cierta preocupación que ese ritmo se hizo más lento; vemos que hay cierta parálisis en los casos que se fueron investigando", señaló el ministro del Interior, Rogelio Frigerio.

El funcionario nacional remarcó que "en un país republicano hay división de poderes y no hay injerencia de un poder sobre otro", por lo que el gobierno del presidente Mauricio Macri no tiene "ningún tipo" de intervención en la Justicia.

"Los casos de corrupción que tienen vinculación directa con la vida de todos los días de los argentinos porque esa plata que se robaron es plata que no se pudo destinar a la educación, a la obra pública y la vivienda", insistió.

En el mismo sentido se expresó el jefe de Gabinete, Marcos Peña, quien advirtió que "todo lo que había de hiperactividad judicial en muchas causas, parecería como que paró" en las últimas semanas.

"Es un tema que nos llama a todos a la reflexión. Es un hecho objetivo. Es un tema que la Justicia tiene que explicar", subrayó el ministro coordinador.

Y agregó: "Hay causas que tendrían que haber arrancado hace diez años. Hay que tener mucho cuidado y lo dijimos en el primer momento de avance, de indagatoria: guarda con los shows que después hay cosas que no pasan".

A la vez, Peña destacó que "la Justicia, cada juez, cada fiscal, cada camarista tiene una responsabilidad muy grande" y se quejó de las acusaciones de la líder del GEN, Margarita Stolbizer, quien en los últimos días había manifestado que hay "algún sector del gobierno actual que no quiere que Cristina Kirchner llegue a ser juzgada, para que esto le permita ser candidata el año que viene y reinstalar esta idea de polarización".

Al respecto, el jefe de Gabinete indicó que "no está bueno tender sospechas" sobre el Poder Ejecutivo y cruzó a la ex candidata presidencial. "Podría levantar el teléfono y preguntarnos. Sabe que no trabajamos así", apuntó.

"No lo he podido charlar con ella, pero me parece que mezcla cosas que no sé por qué lo hace, si no nos metimos para impulsar ninguna causa ni frenar ninguna causa. Nosotros aportamos transparencia, aportamos información, abrimos la puerta del Estado. Dejamos trabajar a la Justicia, y esa es nuestra principal responsabilidad. No está bueno tender sospechas", concluyó.

Más temprano, el ministro de Justicia, Germán Garavano, había negado que el gobierno influya en las causas contra la ex presidenta Kirchner y resaltado que el Ejecutivo quiere que "todos los casos que la involucran lleguen a juicio oral" para que se "defina la responsabilidad" en los distintos hechos.

"Dejamos que la Justicia actúe independientemente. No hay presiones ni a favor, ni en contra de nadie. El desafío es que los casos lleguen a juicio, sean contra quien fueren. Me parece más razonable eso que cualquier situación de detención de las personas", sostuvo el funcionario nacional.

Comentarios