Edición Impresa
Sábado 09 de Noviembre de 2013

Premiaron obras literarias de estudiantes secundarios

Se trata de un certamen para alumnos de las escuelas de la UNR: Politécnico, Agrotécnica y Superior de Comercio

Un certamen literario reconoció las producciones de estudiantes secundarios. La entrega de los premios se realizó el viernes pasado, y se correspondieron con el Segundo Concurso Intercolegial de Poesía y Cuento Breve en el que participaron alumnos de las tres escuelas secundarias de la Universidad Nacional de Rosario (UNR): el Instituto Politécnico Superior, la Escuela Superior de Comercio Libertador General San Martín y la Escuela Agrotécnica Libertador General San Martín de Casilda. Los ganadores son Belén Larrañaga, Florencia Turcoi, Sebastián Samara, Brian Mollano, Rodrigo Senas, Delfina López Zamudio, Lorenzo Formaggini, Agustina Genesio, Lautaro Torres, Hilén Goicochea y Florencia Martínez.

Este concurso tiene como objetivo que los alumnos encuentren un espacio motivador para dar a conocer sus producciones y forjar la pertenencia a sus escuelas.

Mirada del mundo. "Lo que se privilegió a la hora de otorgar los premios fue la manera de contar, la «mirada» del mundo de un autor joven que se puede descubrir o suponer detrás de cada relato", comentó Beatriz Actis, una de las escritoras que participó como jurado junto a Adriana "Kuki" Liborio, en el género narrativa.

En cuanto al género poesía, estuvieron a cargo la profesora Nelli Calame y la escritora Marcela Armengod, quien recalcó que en lo personal se rescató "el valor polisémico del texto y su cercanía con una tensión entre cierto sentido de la completud y el vacío".

La escritora Adriana Liborio hace una llamativa observación entre los temas elegidos por los alumnos al momento de enfrentar la página en blanco: "Vi diferencias en los argumentos elegidos por alumnos de la ciudad de Rosario (Poli y Superior) con los de la Agrotécnica de Casilda. Los primeros escribieron sobre la realidad que los aqueja en las grandes ciudades: asaltos, explosiones, adolescentes que prácticamente viven solos. Nos llamó mucho la atención el tema del suicidio y el homicidio. Por ejemplo, me impactó lo que decía una alumna tan joven: «Probablemente estaré en la larga lista de suicidas de 16 años y quizás ellos finalmente noten mi ausencia, la sientan, pero quizás no». La ciencia-ficción también fue otro de los temas elegidos por estos alumnos. En cambio, en alumnos de Agrotécnica los argumentos fueron totalmente distintos: la infancia, la adolescencia compartida, los juegos, los lugares simples y la naturaleza".

Incentivo. Agustina Genesio es una de las ganadoras del concurso en la categoría Cuento Breve. Cursa 4º año en el Poli. El año pasado también se llevó el primer premio en narrativa. Rescata: "Está bueno poder dedicarle un espacio a la literatura, en especial en una escuela técnica, y descubrir que somos muchos chicos los que participamos. Me gusta escribir desde chica y este concurso me incentiva a seguir haciéndolo e ir mejorando".

Nelli Calame, también integrante del jurado, señala la importancia de estos espacios: "El concurso es sólo una excusa para dar a conocer lo que se escribe, pero el verdadero valor no es esa «competencia», porque sabemos de la subjetividad de las valoraciones en lo expresivo, pero qué es lo importante: poder comprobar que en nuestros jóvenes existe la magia de transformar la realidad buscando otras formas, con palabras, con emociones".

Comentarios