Edición Impresa
Sábado 13 de Marzo de 2010

Premian a chicos santafesinos por su ingenio en matemática

Cinco adolescentes del sur santafesino fueron distinguidos en la primera edición de la Olimpíada Regional Mediterránea de Matemática. Tienen entre 12 y 18 años, y relatan a La Capital la experiencia que significó participar de un certamen que premia su ingenio y creatividad con los números.

Cinco adolescentes del sur santafesino fueron distinguidos en la primera edición de la Olimpíada Regional Mediterránea de Matemática. Tienen entre 12 y 18 años, y relatan a La Capital la experiencia que significó participar de un certamen que premia su ingenio y creatividad con los números.

La olimpíada regional se realizó en la localidad cordobesa de Huerta Grande, entre el 5 y el 7 de diciembre pasado. Participaron chicos de San Luis, Santa Fe, San Juan, Mendoza, La Rioja y de la provincia anfitriona, y que previamente tuvieron una destacada actuación en las olimpíadas nacionales y provinciales del año pasado.

Con tan sólo 12 años, Cecilia Manno —alumna del Colegio San Antonio, de Rosario— resultó 1º subcampeona en el certamen regional en la categoría Nivel A, para alumnos de 7º grado. En la misma categoría, Gianni Weinand —13 años, del Colegio Español— salió 2º subcampeón. "Desde hace muchos años que me gusta la matemática, y las olimpíadas te dan la posibilidad de conocer gente de otros lugares", cuenta Cecilia. Sentado a su lado, Gianni apunta que este tipo de experiencia "permite conocer otras culturas".

En el segundo nivel de la competencia fueron premiados dos alumnos de quinto año del Politécnico: Carolina González —1º subcampeona—,y Kevin Braten —mención—. Otro de los alumnos ganadores fue Juan Manuel Baruffaldi, campeón en el 3º nivel de la competencia, y representante del Colegio Vélez Sársfield, de Casilda.

Distinto a la escuela

"No estamos todo el día estudiando matemática", coinciden los chicos santafesinos premiados. Es que como explica Carolina González, en realidad "la competencia no tiene mucho que ver con la escuela, sino que es más bien un desafío nuevo". "Mucho más creativo y donde juega sobre todo el razonamiento lógico", completa Juan Baruffaldi, quien comenzó a cursar en primer año de la licenciatura en ciencias de la computación de la Universidad Nacional de Rosario (UNR).

Mientras espera terminar el secundario para estudiar ingeniería civil en la UNR, Kevin Braten remarca la importancia de participar de estas olimpíadas, ya que ponen a prueba su ingenio en una actividad que "te ayuda muchísimo más allá de la matemática".

 

Comentarios