Ganancias
Miércoles 30 de Noviembre de 2016

Prat Gay defendió su plan para el impuesto a las ganancias: "Es el mayor esfuerzo"

El ministro de Hacienda y el jefe de la Afip dijeron que el proyecto de Massa tiene un costo fiscal $ 30 mil millones superior al del oficialismo.

El ministro de Hacienda, Alfonso Prat Gay, y el jefe de la Administración Federal de Ingresos Públicos (Afip), Alberto Abad, advirtieron ayer que el proyecto oficial para modificar el impuesto a las ganancias constituye el "mayor esfuerzo" que el gobierno puede hacer, y criticaron la propuesta del Frente Renovador por tener un costo fiscal adicional superior a $ 30.000 millones anuales.

Así lo indicaron al exponer en la comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara de Diputados, en la que en principio sólo estaba prevista la presencia de Abad, pero luego se sumó Prat Gay.

Al iniciar el debate, Prat Gay ratificó que el gobierno tiene predisposición para ir "resolviendo las distorsiones" pero que la "restricción presupuestaria" obliga a hacerlo con "gradualismo", en un esquema a tres años que irá modificando las escalas de manera progresiva.

Durante su exposición estuvo acompañado por la subsecretaria de Ingresos Públicos, Claudia Balestrini, el presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, y el presidente de la comisión de Presupuesto y Hacienda, Luciano Laspina.

El funcionario dijo que la propuesta presentada por el gobierno "es el mayor esfuerzo" que puede hacer y aseguró que en 2019, el 93 por ciento de los alcanzados por el Impuesto a las Ganancias pagará menos de un 10 por ciento.

Subrayó que "en cualquier propuesta de rebaja impositiva, del otro lado está la pérdida de recursos que el Estado nacional pretende hacer llegar a los que mas lo necesitan". Y destacó que sólo el 8 por ciento de los trabajadores en relación de dependencia son alcanzados por el impuesto a las ganancias y que Argentina tiene un "mínimo no imponible muy alto comparado" con otros países de la región, sólo superado por Colombia.

Tras su intervención, el ministro se retiró rápidamente sin responder las inquietudes de los diputados, lo cual no fue bien tomado por legisladores de la oposición.

A su turno, Abad consideró que el Frente Renovador "sobrestimó" en 21.370 millones el total de ingresos que se recaudarían a partir de la propuesta de aplicar gravámenes a los juegos de azar, a la renta financiera (plazos fijos, Lebacs, distribución de dividendos, fondos de inversión), a las rentas extraordinarias por operaciones de dólar futuro realizadas en 2015 y la restitución de retenciones a las mineras.

De acuerdo al cálculo que realizaron en Afip, si se implementaran esos impuestos, el Estado podría recaudar 16.530 millones de pesos y no 37.900 millones, como había estimado el massismo.

En definitiva, calculó en 62.000 millones de pesos el costo fiscal que supone el proyecto del Frente Renovador, con un diferencial de 30.089 millones respecto del que plantea el Poder Ejecutivo.

El oficialismo propone incrementar un 15 por ciento el mínimo no imponible, por lo que tributarían el impuesto los solteros que superen los 21.712 pesos netos y los casados con dos hijos con sueldos mayores a los 25.230 pesos.

Por otra parte, bajaría del 9 por ciento al 5 por ciento la alícuota que deberían pagar las personas comprendidas en la escala más baja afectada por el impuesto. El aspecto más polémico es que acotará las deducciones que podrán hacerse por hijos.

En tanto, la propuesta de Massa plantea llevar el piso de Ganancias a 34.000 pesos brutos para los solteros y 48.000 para casados con dos hijos.

La idea del oficialismo es llevar al recinto la iniciativa en la sesión del martes próximo.

Comentarios