Edición Impresa
Jueves 12 de Abril de 2012

Prácticas extorsivas

Los comerciantes, o algunos que se arrogan la representación de otros tantos, están dispuestos a resistir la implementación de los carriles exclusivos para colectivos y taxis.

Los comerciantes, o algunos que se arrogan la representación de otros tantos, están dispuestos a resistir la implementación de los carriles exclusivos para colectivos y taxis. Y en esa resistencia apelan a todo tipo de recursos: citas de personajes literarios ("Nos sentimos la Cenicienta de Rosario"), altisonantes frases recordando tragedias ("Nos hundimos como el Titanic") y el más urticante: "Si caen las ventas, habrá reducción de empleados".

Si bien es lógico que debatan con la Intendencia distintos puntos de vista, suena extorsiva la referencia a la pérdida de fuentes laborales si es que no triunfa su posición. Según la Real Academia Española, la extorsión es la presión que, mediante amenazas, se ejerce sobre alguien para obligarle a obrar en determinado sentido. Ergo, no resulta muy democrático el proceder de quienes dicen ser representantes de los comerciantes de calle San Luis.

Es lógico pensar que, con la misma vehemencia que se oponen a los carriles exclusivos y utilizan a sus empleados como escudo, también entregan facturas por cada mercadería que venden a diario y tienen a todo el personal en blanco. ¿O no?

Comentarios