Edición Impresa
Jueves 14 de Junio de 2012

Postal de una fundación

Promocionada a principios de 2003 como la primera ciudad argentina fundada en el siglo XXI, el nacimiento de La Punta certificó que todo es posible a la hora de cautivar al electorado.

Promocionada a principios de 2003 como la primera ciudad argentina fundada en el siglo XXI, el nacimiento de La Punta certificó que todo es posible a la hora de cautivar al electorado.

Adolfo Rodríguez Saá había decidido tomar carrera para encarar el tramo clave de la campaña presidencial, y se despachó con la fundación de una ciudad. Una inédita y controvertida iniciativa que alimentó mitos y leyendas de una provincia que nunca deja de sorprender.

Para la Municipalidad de San Luis, por entonces en manos de la oposición y bastión de resistencia a los hermanos Rodríguez Saá, La Punta constituía un proyecto destinado a cimentar en el corto plazo "una capital paralela".

De hecho, recordaron una previa —y fallida— movida legislativa para dividir en cuatro miniciudades a la capital puntana para devaluar el poder político del otrora intendente Carlos Ponce, candidato a gobernador en 2003.

Con el objetivo de consolidarse como la urbe del futuro, en su debut, y con La Capital de testigo, La Punta reflejó sólo 1.200 viviendas ocupadas desde diciembre de 2002, con una impronta similar a la de cualquier barrio periférico de casas bajas de Rosario.

Comentarios