Edición Impresa
Sábado 14 de Noviembre de 2009

Por una autonomía responsable

Con fuertes críticas al neoliberalismo educativo, senadores de 17 países de Latinoamérica debatieron el rol de la universidad frente a los desafíos de la región. Al igual que en la Argentina, varios países del Cono sur discuten por estos días cambios en las leyes que rigen a la educación superior.

La movilidad docente y estudiantil, políticas de acceso y permanencia, reconocimiento de títulos entre países, y articulación entre escuela media y universidad fueron los principales ejes de los debates, desarrollados en el Senado y el Ministerio de Educación nacionales los días 5 y 6 de noviembre.

El “Encuentro de senadoras y senadores de América Latina y el Caribe: Educación Superior en debate, desafíos normativos y derecho social a una educación de calidad”, fue organizado por la Comisión de Educación del Senado —presidida por la entrerriana  Blanca Osuna— , conjuntamente con Unesco-Iesalc, Unicef; y contó con el apoyo del Ministerio de Educación. En total fueron 38 legisladores de distintos países, además de representantes del Instituto Internacional de la Unesco para la Educación Superior en América Latina y el Caribe (Iesalc), académicos y rectores. Entre ellos, estuvieron el rector de la UNR, Darío Maiorana; y el senador santafesino Rubén Giustiniani.

Una de las expresiones más escuchadas en las distintas disertaciones fue el de la "autonomía responsable". El término daba cuenta del pedido a las universidades de que la autonomía —consagrada desde la Reforma Universitaria de 1918— no se transforme "en una excusa para ir en contra de los cambios educativos que necesitan los países", tal como lo expresó a La Capital el senador ecuatoriano Mao Moreno Lara.

En términos coincidentes se expresó también la congresal del Apra peruano Olga Cribilleros Shigihara: "Hay que respetar la autonomía, pero algunos sectores se amparan en ella y no ayudan mucho al desarrollo de la educación superior. Por eso planteamos que se respeten las decisiones del gobierno autónomo universitario, pero que esté enmarcado en un proyecto educativo nacional".

El debate llegó incluso hasta la redacción final del documento aprobado como síntesis del encuentro legislativo, cuando las sugerencias de los senadores de Nicaragua, Ecuador y Venezuela impulsaron que se incluya el concepto de "rendición social de cuentas". Así la Declaración de Buenos Aires (ver aparte) señala en uno de sus puntos la importancia de "reconocer el valor de la autonomía como componente necesario de la vida universitaria, entendiendo que autonomía y compromiso social con rendición de cuentas son en nuestra época dos conceptos indisolubles, que se requieren mutuamente para alcanzar su sentido más acabado".
 

Comentarios