Donald Trump
Lunes 21 de Noviembre de 2016

Por Trump, China ya juega de nuevo campeón del libre comercio

En la cumbre de la Apec, el presidente Xi Jinping prometió "abrir más la puerta, no cerrarla", como plantea el estadounidense

El fantasma de Donald Trump sigue recorriendo el mundo y parece estar poniendo el mundo de cabeza. En la cumbre de la APEC en Lima se pudo ver otra paradoja causada por su llegada a la Casa Blanca: que la China comunista busque relevar a Estados Unidos como estandarte del libre comercio en la región del Pacífico. "China no va a cerrar la puerta, la va a abrir más", dijo el presidente Xi Jinping durante la cumbre anual del Foro de Cooperación Económica Asia Pacífico (APEC) que se celebra en Perú. Sus propuestas sonaban a la receta clásica del capitalismo occidental: inversiones, libre comercio, menos aranceles.

Mientras tanto, los Estados Unidos de Donald Trump amenazan con erigir barreras proteccionistas. The Economist reflejó la paradoja con una caricatura en su tapa, la que que se ve a Trump construyendo el muro en la frontera con México y América latina, mientras Xi desembarca con dinero en el subcontinente. "La oportunidad dorada", señala la revista sobre los avances que hace el gigante asiático desde hace tiempo para incrementar su influencia en una región que Washington consideraba tradicionalmente su "patio trasero".

Xi visitó Ecuador antes de llegar a Perú y partirá desde ese país rumbo a Chile como última parada de su gira por Latinoamérica, la tercera que hace a la región desde que fue designado jefe de Estado en 2013.

Y si bien la China convertida en un bastión del capitalismo no es novedad desde la reforma económica impulsada por Deng Xiaoping en 1979, sí lo es que busque abiertamente asumir el liderazgo comercial en el Pacífico.

Mientras muchos vieron la visita a Alemania de Barack Obama como una forma de trasladar a Angela Merkel el liderazgo político de las potencias occidentales, Pekín parece tener claro que aspira a ser el paladín de libre comercio en la era Trump.

"La APEC le debe mucho de su éxito a la globalización económica. Tenemos que guiar activamente la globalización justa, inclusiva y fuerte", dijo Xi ante empresarios en Lima.

Otra de las incógnitas de la presidencia de Trump es el futuro del Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TTP), la iniciativa más importante de Obama para posicionar a Estados Unidos en la región del Pacífico. El TTP, que abarca a 12 países y está pendiente de corroboración tras su aprobación en 2015, parece condenado al fracaso con Trump. China, excluida del proyecto de Obama, recordó en Lima su propuesta de sustituir el TTP y su propio acuerdo de libre comercio con 16 países sin Estados Unidos, por un tratado global. "No deberíamos minar mutuamente los esfuerzos de unos y de otros. Deberíamos ayudarnos mutuamente", dijo Xi en Lima.

Isaac Risco / DPA

Comentarios