Escenario
Viernes 25 de Noviembre de 2016

"Por suerte pegamos buena onda con Gerard Depardieu"

Peter Lanzani, de paso por la Feliz, contó cómo fue protagonizar el filme "Sólo se vive una vez", junto al gran actor francés

El festival de cine de Mar del Plata no sólo seduce al público en general, que sigue llenando las salas todos los días, sino también a los actores, que no dudan en hacer una escapada de sus grabaciones en Buenos Aires para llegar a ver "pelis" en La Feliz. Y Peter Lanzani, quien está en el mejor momento de su carrera, es un claro ejemplo. "Voy por más en cada película que hago, ese es mi desafío", dijo el actor que viene de rodar "Sólo se vive una vez" donde compartió escenas con Gerard Depardieu.

   Sentado en el lujoso hall del NH Provincial, se nota que Lanzani, con sólo 26 años, está lejos de ser un novato. Atrás quedaron los comienzos en "Casi ángeles" con Cris Morena y el impacto por su noviazgo con Tini Stoessel. Ahora afirma que "nunca me interesó exponer mi vida privada" y se siente más cómodo hablando de este costado profesional, asociado a su rol de drogadicto perdido en la tira "La leona", al traumatizado Alejandro Puccio en la película "El clan" y a su paso teatral en un obra emblemática y riesgosa como "Equus".

   "Mi presente es este, terminé hace nada mi última película del año que es "Solo se vive una vez" con Depardieu, Santiago Segura, Carlos Areces, Pablito Rago, Beto Brandoni, Darío Lopilato y un elencazo", dijo Lanzani.

   En esta esperada producción, cuyo estreno será el año próximo, compone a Leo, que lo describe como "un pibe de un sector medianamente bajo que hace chanchuyos con una especie de pareja y tratan de sobornar a personas, y en una de ellas se mete un grupo de mafiosos liderado por el señor Depardieu, y nosotros nos quedamos con lo que ellos vienen a buscar. Así que toda la película se basa en la persecución que le hacen a mi personaje y ahí se arma la hecatombe y la debacle total".

   "Esta película me generó muchas sensaciones por trabajar al lado de Depardieu. Era todo el tiempo mirarlo, analizarlo, ver los movimientos que hacía, qué decisiones tomaba. Tenerlo enfrente era como tener a Obelix o uno de los tres mosqueteros o Cyrano de Bergerac, qué se yo, se te remueven muchas cosas", apuntó.

   Lanzani agregó que "por suerte pegamos muy buena onda, y cuando podíamos charlar lo hacíamos como podíamos, hablamos de cine y de otras cosas también, pero lo bueno es que es un tipo que abre el juego siempre y propone cosas al director en el set, y si no le gusta algo va por un lado que le satisface, con el consentimiento del realizador, pero conoce mucho lo que hace, sabe cuándo componer matices y cuándo no, tiene en claro su psique du rol, es un tipo que juega a otra cosa".

   "Cada decisión que tomo es un desafío, desde hace un par de años mi meta es seguir creciendo, sé que me tengo que esforzar todos los días, como el que juega al fútbol, si no entrena no va a jugar bien aunque sea bueno, hay que combinar la práctica con el estudio, con las ganas, con el laburo, sea un éxito o no", indicó.

   El actor, que compró los derechos de "Equus" para poder hacerla y que superó 7 castings para seducir a Pablo Trapero y que lo elija en "El clan", dijo que nada de lo que le llegó en su trabajo fue "sólo suerte", sino que se trató de "decidir y resolver".

   Lanzani dijo que cada vez que lee un proyecto dice "en qué me metí" pero vuelve a arriesgar, y que no extraña para nada su costado de Teen Angels. "Nunca estuve en un lugar mediático, un poco te arrean a eso, pero trato de no hablar de mi vida privada, me interesa contar de mi laburo".

   Eso sí, la pantalla chica, lo vuelve a seducir: "En enero arranco a protagonizar un unitario de Underground para TNT que se llama "Un gallo para Esculapio", escrita y dirigida por Bruno Stagnaro, y eso sí que es un desafío enorme", concluyó.


Comentarios