La ciudad
Sábado 14 de Mayo de 2016

por reiteradas agresiones al personal, en el hospital Carrasco atienden sólo urgencias

El último episodio que generó la protesta involucró a un paciente psiquiátrico, que el miércoles pasado le provocó lesiones a dos enfermeros.

Ante los reiterados hechos de violencia extrema contra el personal del Hospital Carrasco, ayer los profesionales sólo atendieron en la guardia las urgencias. El último episodio que generó la protesta involucró a un paciente psiquiátrico, que el miércoles pasado le provocó lesiones a dos enfermeros. La misma persona ya le había fracturado el tabique a otro enfermero y lesionado el brazo a otra enfermera. Los médicos se plegaron a la medida y advirtieron al Ministerio de Trabajo santafesino que, de registrarse otra agresión, habrá más restricciones.

A partir de la nueva ley de salud mental, las personas con trastornos y patologías psiquiátricas son atendidas en el Carrasco por un equipo de salud mental compuesto por psiquiatras, psicólogos y enfermeros del propio hospital.

El miércoles pasado, dos enfermeros fueron atacados por un paciente joven que padece demencia por causas orgánicas con adicciones variadas. "Este tipo de patologías hace que el paciente tenga una excitación con una fuerza brutal que no se puede contener. Dos enfermeros recibieron traumatismos, una mujer sufrió una lesión en el antebrazo y el hombre una fractura de tabique. Pero ya el miércoles otros dos habían sido atendidos por la agresión del mismo paciente. Es bastante frecuente que en la excitación tiren patadas, puñetes y se descontrole su cuerpo", se explayó el director del Carrasco, Horacio Crespo.

Lo cierto es que la última agresión fue la gota que rebalsó el vaso para el personal sanitario del hospital. Tanto enfermeros como médicos decretaron una medida de fuerza: la guardia restringió ayer su atención exclusivamente a emergencias.

El director prometió hacer una investigación para analizar lo sucedido y admitió que existió un pedido del personal para que el paciente extremadamente agresivo sea trasladado a otro centro de salud. "Estamos trabajando con el cuerpo de delegados para ver si levantamos la medida y para mejorar a partir de estas experiencias. Es habitual para nosotros tener este tipo de situaciones, porque todos los días nos enfrentamos a realidades muy complejas con personal altamente capacitado, profesionalizado y comprometido con el Carrasco", remarcó Crespo.

Reacción gremial. El titular del Sindicato de Trabajadores Municipales, Antonio Ratner, se comprometió a monitorear lo que ocurra en el centro asistencial, a solicitar mayor presencia policial y en 15 días realizar una asamblea con todos los empleados para analizar la situación.

"Es complejo el panorama porque los hospitales están atestados de gente y en el caso del Carrasco aún no tienen red de gas; deben pedirle a los pacientes que se traigan la frazada de su casa y hace 6 años que empezó la obra de la nueva guardia y aún está inconclusa; parece que el esfuerzo lo hace sólo el personal", se quejó Ratner.

Por su parte, el titular del sindicato médico (Amra), Eduardo Taboada, confirmó que también los médicos se plegaron a la medida. "Repudiamos las agresiones a los enfermeros y a su vez el caso de un menor de 15 años que llegó por salud mental a la guardia y ocasionó violencia. Solicitamos personal de seguridad que garantice condiciones laborales al trabajador. No podemos dejar de atender pacientes, pero sí exigir garantías", señaló.

La medida de fuerza fue notificada ayer al Ministerio de Trabajo santafesino. "Ante un hecho nuevo, habrá más medidas restrictivas", advirtió Taboada.

Comentarios