Edición Impresa
Sábado 08 de Octubre de 2011

Por qué los chicos del Politécnico siempre ganan olimpíadas

Los buenos logros los explican por la carga horaria de las materias, el apoyo docente y el interés de los chicos.

¿Por qué los chicos del Politécnico siempre ganan olimpíadas de física, matemática o ciencias? Mayor cantidad horas de clases de estas disciplinas, motivación y acompañamiento de los docentes aún por fuera del horario escolar, más el interés propio de los chicos explican en gran parte esta pregunta. El que ofrece las razones es el profesor y jefe de Departamento de Física del Politécnico (UNR), Juan Farina, al tiempo que advierte que lamentablemente esta disciplina está casi ausente en las currícula de las secundarias de la provincia.

La inquietud de saber "por qué siempre ganan los chicos del Poli" se renovó esta semana cuando se conoció la noticia de que una alumna de ese secundario, que depende de la Universidad Nacional de Rosario (UNR), Clara Galimberti, había ganado una medalla de oro en la Olimpíada Iberoamericana de Física realizada en Guayaquil (Ecuador). Un logro que se sumó a una amplia cosecha de medallas de alumnos de esta institución, y en distintos certámenes, donde también entran matemática y ciencias.

El profesor Juan Farina, también docente universitario, es uno de los referentes y hacedores principales de estos buenos resultados: entrena y acompaña a los alumnos en las distintas competencias. Y hasta pasa curso por curso tratando de entusiasmarlos a sumarse cada año a estos desafíos. Dice que cuando lo logra, los chicos se enganchan y divierten tanto "como en un partido de fútbol".

-¿Con qué razones explica que los alumnos del Politécnico logren siempre premios en las olimpíadas?

-Esto se debe en parte a que la escuela tiene en su currícula una buena cantidad de horas asignadas a la disciplina física, que cubre desde 1º a 5º año. Es imposible dedicarse a explorar la disciplina más allá de la carga horaria sino se desarrolla en su plenitud. Esto es muy importante. También es porque desde el Departamento de Física y desde lo institucional se promueven este tipo de actividades denominadas "científicas extraescolares", ya que es una actividad que se hace por fuera del horario de clases. Algunos chicos son curiosos de por sí y quieren ir más allá de lo que ven en la escuela, pero también es cierto que los docentes los apoyan y los entusiasman a participar en estas actividades. Otros se acercan para ver cómo es eso de las olimpíadas de física y descubren un apasionamiento por la disciplina del mismo modo que disfrutan de una película o de un partido de fútbol. Se da rienda suelta a introducirse en la disciplina. En resumen: hay una fuerte carga horaria de la disciplina y una gran predisposición de los chicos y de los docentes a incentivar a los alumnos a descubrir y explorarla.

-¿Los alumnos se entusiasman enseguida cuando los invitan a participar?

-Cuando los voy a invitar curso por curso, algunos se entusiasman muchísimo y vienen al Departamento de Física a resolver problemas o a hacer experimentos desde muy chiquitos. Este año en particular tuvimos entre 1º y 2º año, 70 chicos inscriptos la Olimpíada de Ciencias Junior (combina biología, física y química), todos del Poli. Es enorme la cantidad de chicos que participan ya que previamente a las pruebas nacionales tenemos implementadas pruebas colegiales e intercolegiales. También hacemos otras actividades motivadoras de la disciplina como un maratón de física y matemática donde se plantean problemas por niveles acordes a lo que se desarrolló durante el año en cada materia. Un año promovimos un concurso de trabajos de laboratorio para todo aquel que quisiera hacerlo y les dimos un plazo con una consigna para cada nivel. Ellos tenían que buscar el modo de cómo hacer el experimento, construir el dispositivo si fuese necesario y que sea apropiado para llevarlo al aula y compartirlo con todos. Fue genial, ya que la creatividad y el ingenio de los grupos que se armaron superaron las expectativas. Es evidente que se necesita un grupo de docentes comprometidos con la actividad y hemos generado un equipo que trabaja de ese modo.

-¿Qué pasa con los planes de estudio de la provincia y la disciplina física?

-Los planes de estudio de la provincia prácticamente no tienen física como materia. En muchas escuelas, incluso técnicas, la carga horaria es muy débil y en otras suelen tener fisicoquímica, que no es ni física ni química. Pienso que no es posible que se pase por alto en un diseño curricular esta disciplina, y no hablo de una escuela técnica sino de cualquiera. Algunos chicos podrán seguir carreras que tengan que ver con la física, otros no, pero esta enseñanza, que es una ciencia experimental, puede proporcionarles una introducción útil a los principios fundamentales en que se basa cualquier tipo de experimento.

Comentarios