La ciudad
Lunes 11 de Julio de 2016

Por primera vez, los 41 supermercados cumplieron la ley de descanso dominical

Mientras que el feriado 9 de Julio fue una jornada plagada de infracciones, ayer todos los establecimientos bajaron las persianas.

Tras un día en el que los 41 supermercados de la ciudad abrieron sus puertas incumpliendo la ley provincial de descanso dominical —que incluye feriados nacionales—, los mismos establecimientos cumplimentaron ayer con la normativa y por primera vez se mantuvieron cerrados. Así lo hicieron incluso los comercios de la cadena Dar, que en algún momento se rumoreó que abrirían sus locales de menos de 1.200 metros cuadrados; y las grandes empresas Jumbo y Coto, que habían violado la normativa tanto el domingo pasado como este sábado, y que en caso de una tercera infracción enfrentarán no sólo sanciones económicas, sino además la clausura de oficio por diez días hábiles que es la pena más dura prevista en la letra de la ley.

   A la polémica que ya la implementación de la normativa venía generando y la resistencia que interpusieron desde el principio las grandes cadenas de supermercados, fundamentalmente Jumbo y Coto, acompañados de la Asociación de Supermercados Unidos (ASU), se sumó este fin de semana el feriado nacional del 9 de julio. Es que junto con el 25 de mayo y el 20 de junio, son los tres feriados patrios que están previstos en la ley aprobada por la Legislatura provincial y ratificada por el Concejo municipal.

   Por eso, la letra de la norma obligaba a los establecimientos a permanecer cerrados tanto el sábado como el domingo.

   Si bien supermercadistas locales y el Sindicato de Empleados de Comercio habían suscripto un acuerdo ya en junio pasado para que el feriado los locales pudieran permanecer abiertos, el ministro de la Producción, Luis Contigiani, como autoridad de aplicación, alertó durante la semana pasada que quienes abrieran serían sancionados.

   "La ley es clara y un acuerdo no tiene el carácter de normativa", había anticipado sin dejar lugar a dudas o interpretaciones el funcionario.


Que sí, que no. Lo cierto es que el cumplimiento de la ley el fin de semana tuvo altos y bajos. Durante el feriado, el incumplimiento fue masivo y los 41 establecimientos que debían mantener cerradas sus puertas trabajaron con total normalidad. Así fue constatado por los inspectores de los ministerios de Trabajo y Producción, que labraron las actas correspondientes.

   Diametralmente opuesto fue ayer, una jornada en que todos cumplimentaron la normativa, incluso Coto y Jumbo que el fin de semana pasado habían infringido la norma y de volver a incumplirla tanto el sábado como ayer habrían sufrido inmediatamente la clausura de los locales por diez días.

   Lo cierto es que ya desde el viernes las dos grandes cadenas habían anunciado a sus clientes que permanecerían cerrados a través carteles colocados en todas sus sucursales en la ciudad. De todos modos, habrá que ver si en los próximos domingos continúan con la política de cumplir con el descanso dominical o si vuelven a una posición "irresponsable", como la había catalogado el ministro de la Producción, lo que los pondría de cara a una clausura.


Sólo rumores. Si bien sonó fuerte la versión de que la cadena local Dar abriría cinco de sus locales ayer por no superar los 1.200 metros de superficie indicados en la norma, los establecimientos permanecieron cerrados.

   La situación había puesto en alerta a los dirigentes de la Asociación Empleados de Comercio, que incluso llevó adelante acciones y volanteadas en esos establecimientos.

   Si bien el argumento de los empresarios de la ciudad era que sólo trabajarían en sus locales de menor superficie, desde el sindicato habían advertido que la ley de grandes superficies comerciales —que fue sancionada previamente a la norma de descanso dominical— establece que los metros cuadrados de una misma cadena se suman. Una explicaciones que le quita sustento a la explicación de la firma.

   Finalmente, no se trató más que de rumores, porque finalmente todas las sucursales de la firma, desde los más grandes a los más chicos, estuvieron con las persianas bajas, sumándose al resto de los establecimientos en el primer domingo en que la norma es cumplimentada por todos los supermercados de la ciudad.


Comentarios