Edición Impresa
Jueves 15 de Noviembre de 2012

Por Luis

En 2009 La Capital publicó la noticia del descubrimiento más trascendente de los últimos tiempos en relación al Parkinson.

En 2009 La Capital publicó la noticia del descubrimiento más trascendente de los últimos tiempos en relación al Parkinson. Un grupo de científicos rosarinos había logrado "frenar" el proceso degenerativo de la enfermedad. Ese mismo año el diario reconoció a estos investigadores con el premio "Destacados". Fue por entonces que un señor de unos 60 años, a quien llamaré Luis, vino a buscarme. En sus manos temblorosas llevaba una serie de recortes con notas sobre el tema. "Me dijeron que usted conoce al doctor Claudio Fernández". Casi no podía mantenerse sentado en el banco de madera de la recepción. No controlaba sus movimientos, apenas sus palabras. Me contó que hacía años que no salía de su casa, que había perdido casi todo, pero que tenía la esperanza de que este hallazgo pudiera cambiar su destino. Cuando uno se dedica a las problemáticas vinculadas a la ciencia y a la salud no es raro conmoverse con las historias detrás de los diagnósticos. Con los relatos y los sentimientos de quienes los sufren en cuerpo y alma. Pero esa vez lloré. Y también percibí la tremenda emoción de Claudio Fernández cuando lo llamé para decirle si podía pasarle su teléfono a Luis. "Decile que sí, y aunque por ahora no puedo asegurarle nada le prometo que no vamos a descansar hasta que este descubrimiento sea una opción real que pueda mejorarle la calidad de vida". Ayer, Fernández y su equipo dieron un paso más. Por Luis, por todos.

Comentarios