Ovación
Domingo 10 de Julio de 2016

Por las calles de Guadalajara, una ciudad moderna y pasional

Los habitantes de la urbe mexicana mixturan la devoción por el fútbol y la idolatría por músicos de renombre. Imperdibles rincones gastronómicos.

Guadalajara es una ciudad atractiva y es la segunda más importante de México. Igual que Rosario en ese sentido, que disputa este sitio con Córdoba. En dimensiones le lleva una enorme ventaja por los más de 7,5 millones de personas que la habitan y que hacen que transitar las calles se torne más que complicado. El tránsito vehicular es intenso, aunque aún no se divide en días disponibles para autos con patentes terminadas en par o impar como en el Distrito Federal. La pasión por el fútbol es mucha. Se respira el amor por los colores de los clubes de la ciudad, una que tiene como máximo ídolo por encima de todos a Chicharito Hernández. Aunque, los zorros de Atlas insisten que hoy la mayor atención se la lleva Rafa Márquez. Y esto tiene que ver con que el nueve vistió la camiseta de Chivas, el clásico rival. Eso es un pecado en la división que se percibe en la ciudad.

   En las discusiones a la hora de mencionar a Pasando por artículos electrónicos, elementos para caballos, sombreros, ropa, artesanías, joyas, frutas, verduras y hasta pájaros. Y ni qué hablar de los negocios de comidas.

   A pocas cuadras se encuentra la plaza de los Fundadores, la rotonda de los Ilustres y una inmensa catedral que está en refacción. Esto está ubicado en el centro histórico de Guadalajara y es otro de los destinos elegidos para los visitantes. Todas estas plazas unidas forman una cruz que puede observarse si se realiza una vista aérea.

   Por supuesto que también hay reclamos como en todos lados, como el de algunos maestros apostados en una carpa en una de las plazas (así como durante muchos años hubo en Buenos Aires) protestando y pidiendo por la continuidad de la escuela pública y "no" a la privatización.

   "Esta ciudad tiene todo. Muchas empresas, hay trabajo y se puede vivir cómodamente. Hay dinero. También es segura. Por supuesto que en las afueras puede ser algo complicado, pero en general no hay demasiados problemas", relata uno de los taxistas que trasladó a los enviados de La Capital ratificando los dichos de otras personas que fueron consultadas.

   Guadalajara crece y sigue siendo una de las ciudades más importantes de México. Tiene muchos atractivos y los ciudadanos hacen gala de contar con Jimena Navarrete, quien hace seis años fue considerada la mujer más hermosa del mundo en un concurso de Miss Universo. Y en el fútbol dividen sus pasiones entre Atlas y Chivas, así como en Rosario, pero con otra intensidad. Muy diferente. wlas personalidades nacidas en esta ciudad el ganador por mayoría es Chicharito (Rafa surgió de las inferiores de Atlas, pero no es nativo). El ex jugador de Real Madrid y ahora de Bayern Leverkusen de Alemania, además de la selección mexicana, es el ídolo máximo. Hay un amor incondicional por el atacante.

   Por supuesto que para los oriundos de esta ciudad existen otros apellidos que sacan a relucir porque ubican el nombre de Guadalajara en distintos lugares del mundo. La hacen reconocida popularmente. Es el caso de Saúl "Canelo" Alvarez, campeón unificado de superwelter de la WBC y WBA, también aparece rápidamente al momento de mencionar a ídolos locales dentro del deporte.

   También a nivel artístico aparecen apellidos conocidos mundialmente, como Carlos Santana, uno de los grandes guitarristas y ganador de varios premios Grammy. Dentro del mismo rubro se encuentra Gael García, actor, productor, director de cine y protagonista de películas latinas que han sido candidatas al Oscar. Y también Maná, un grupo de rock latino que tuvo sus orígenes en Guadalajara y que hoy es reconocido en varios países. Todos son orgullo de esta ciudad. Pero claro, así como en nuestra ciudad el fútbol es el Dios supremo, por estos lares sucede lo mismo y el deporte más lindo del mundo se lleva la gran parte de la atención.

Lugares de visita indispensable. El Mercado de San Juan de Dios es algo que ningún visitante puede dejar de observar. Una enorme cantidad de locales, uno pegado al otro, ofrecen todo lo que se pueda imaginar.

Comentarios