la_region
Lunes 16 de Mayo de 2016

Por la crisis, relanzan el Consejo Consultivo Social en Venado Tuerto

Fue creado a fines de la década del 90 por instituciones que trabajan en red. Ahora vuelve para afrontar la recesión.

Ante un vasto auditorio conformado por referentes de más de un centenar de entidades intermedias, la Municipalidad de Venado Tuerto relanzó esta semana el Consejo Consultivo Social (CCS), un espacio de participación institucional gestado a fines de la década del 90 y que tuvo un rol protagónico durante la crisis de 2001-2002, priorizando entonces el combate contra la desnutrición infantil. Uno de los motivos es el preocupante nivel de recesión existente en la ciudad.

Esta nueva etapa del CCS permitirá el abordaje de problemáticas y el diseño de estrategias en aquellas cuestiones relacionadas con la ampliación de los derechos ciudadanos, en un diálogo con las instituciones que fortalecerá el trabajo en red. Para tal fin, se conformarán comisiones de deporte, educación, políticas sociosanitarias, juventud y discapacidad, más una mesa de gestión integrada por representantes de los 11 centros comunitarios barriales.

El ámbito elegido para el relanzamiento fue el salón de la Asociación Española venadense, oportunidad en la que el intendente José Freyre rememoró los orígenes del CCS: "En 1997 un grupo de entidades y referentes, junto al municipio, creó la Red de Instituciones para la Familia y por los Niños, siendo el primer esbozo de políticas sociales realizadas en conjunto".

El intendente también evocó la labor del CCS, previo incluso al "diálogo argentino" convocado a instancias del entonces presidente Eduardo Duhalde. "El Estado puso sobre la mesa sus políticas públicas y sus presupuestos, y discutió prioridades y estrategias con las instituciones de la sociedad. Fue una experiencia importante que quedó demostrada en el abordaje de la malnutrición y la desnutrición que había en la ciudad. Todos participamos en pos de objetivos comunes y los resultados fueron contundentes", analizó.

La fijación de "parámetros de valores" fue el mayor punto de coincidencia, más allá de la asignación de recursos materiales. Así, la comunidad venadense supo crear respuestas y un nivel de crecimiento para aprovechar las oportunidades. Referencia que intenta replicarse en el presente.

Responsabilidad. "Creemos mucho en el arte, la cultura y en la educación. En la posibilidad de políticas para cada sector de la población, y desde esa diversidad ir construyendo con las entidades de la sociedad", profundizó Freyre.

También, hizo foco en la cuestión sanitaria, poniendo de relieve el desarrollo territorial que hoy coloca a la ciudad a la vanguardia en infraestructura, con once centros comunitarios y sus respectivos equipos interdisciplinarios, superior, en relación a la población, a ciudades como Rosario o Rafaela, ya que posee un centro cada 6.369 habitantes.

"Nuestra inversión total en políticas sociales, en 2015, fue de 67 millones de pesos, con 583 trabajadores abocados a estas tareas. El año pasado llegamos a más de 550 mil prestaciones. Esto no alcanza, pero creemos que la mejor política que podemos dejar como gestión tiene que ver con las prácticas y los hábitos de trabajo, generando políticas juntos en las buenas y en las malas", enfatizó Freyre.

Además instó a promover "políticas integradas", en el convencimiento que los resultados positivos serán fruto "de discutir y escuchar cuáles son las maneras que son mejores para todos, para cada familia; una valoración que podemos hacer juntos".

"En los programas sociales no hay magia, hay trabajo, compromiso y esfuerzo. Hay que aprovechar este enorme potencial de la ciudad, expresado en cada una de las instituciones. Venado no tiene inequidades odiosas o gran conflictividad, pero sí hay desigualdad de oportunidades, violencia y dificultad de valores, cosas que queremos abordar", acotó Freyre.

Metodología. La secretaria de Desarrollo Social, Alejandra Filippetti, a su vez explicó que "se formarán comisiones de cultura, educación, deporte y sociosanitarias, integradas por un representante de cada institución y del municipio. Cada una planteará, en una dinámica de trabajo acotada, una metodología y conclusiones que se llevarán al Consejo, para luego diseñar una política social".

Asimismo, recordó que existen comisiones que se fueron formando en el tiempo como la de Salud Mental y de Discapacidad. "Todos pueden participar y expresar su voz", manifestó y agregó que "cada una nombrará un representante para el CCS".

Por último, señaló que el trabajo del CCS será una herramienta fundamental para diseñar y evaluar hacia dónde van a enfocarse los esfuerzos, interpretando que "muchas veces nos pasa que lo que hacemos no parece suficiente, sea en el ámbito que nos toque estar, social, judicial o educativo".

Comentarios