Reforma electoral
Viernes 25 de Noviembre de 2016

Por falta de respaldo del peronismo, cayó el proyecto de reforma electoral

La oposición se amparó en "las objeciones" a la propuesta manifestadas en su momento por expertos informáticos

Gobernadores y autoridades de provincias administradas por el peronismo rechazaron ayer la versión que propone el oficialismo para hacer una reforma electoral e instaurar la boleta única electrónica en todo el país, en el transcurso de una reunión que celebraron con senadores nacionales del bloque del PJ-Frente para la Victoria (FpV). En la Casa Rosada no ocultaron su sorpresa y tildaron de "hipócrita" esa decisión ya que, según enfatizaron, los referentes de la oposición "llaman a que (el proyecto) se siga evaluando pero decidieron, salvo excepciones, que se caiga".

A través de un comunicado, se indicó que "las objeciones" manifestadas por expertos informáticos en relación al proyecto, que revelaron "la alta vulnerabilidad de los métodos propuestos", determinaron "la imposibilidad del apoyo al proyecto tal cual fue aprobado por Diputados".

Al término de la reunión, que tuvo lugar en dependencias de la presidencia de la bancada que conduce Miguel Angel Pichetto, se encomendó a los senadores nacionales Walter Aguilar (Jujuy) y Omar Perotti (Santa Fe) la redacción de un comunicado y los participantes clausuraron todo contacto directo con la prensa.

"Como conclusión, el bloque de senadores del PJ-FpV seguirá analizando herramientas que permitan mejorar el sistema electoral, garantizando plena confiabilidad de resultados y facilitando la competencia política de todas las fuerzas democráticas que participan en la política argentina", expresa el último párrafo del texto.

A la reunión, realizada a puertas cerradas, asistieron los gobernadores de Formosa, Gildo Insfrán; de La Pampa, Carlos Verna; de Tierra del Fuego, Roxana Bertone; de Entre Ríos, Gustavo Bordet; de San Juan, Sergio Uñac, y de La Rioja, Sergio Casas, a quienes se sumó más tarde la mandataria de Catamarca, Lucía Corpacci.

Además, en el intercambio con los senadores estuvieron presentes los vicegobernadores de Santa Cruz, Pablo González, y de Santiago del Estero, José Neder, y el secretario de la Gobernación de Chaco, Héctor Rey. Sólo faltaron a la cita representaciones de las provincias de Tucumán, que gestiona Juan Manzur, y de Salta, que conduce Juan Manuel Urtubey.

En el comunicado, el bloque del PJ-FpV indicó que en la reunión "se coincidió en la valoración positiva de incorporar de manera gradual tecnología que facilite la competencia electoral, identificando métodos que ofrezcan plena confiabilidad de transparencia para la expresión de la soberanía popular".

A su vez, representantes provinciales y senadores nacionales coincidieron, refleja el texto, en que existe "la necesidad de que todo proceso de reforma en cuanto a la forma de votación de los argentinos cuente con el consenso y el acuerdo de las distintas fuerzas políticas, en el marco de un debate profundo que descarte todo tipo de ventajas unilaterales".

Paralelamente, los gobernadores y los senadores manifestaron que en la reunión "se abordó de manera prioritaria y extensa la preocupación central" que existe "respecto de la crítica situación económica y social que atraviesan las provincias en relación al empleo, la obra pública y la pérdida de poder adquisitivo del salario de los trabajadores formales, informales y desocupados perceptores de asignaciones sociales".

Pero en cuanto a la reforma electoral aprobada en Diputados por impulso del oficialismo, los senadores del PJ-FpV dejaron en claro que "las objeciones de los expertos informáticos presentadas en las reuniones de comisión, en cuanto a la alta vulnerabilidad de algunos de los métodos electrónicos propuestos" determinaron "la imposibilidad del apoyo al proyecto tal cual fue aprobado" en la Cámara baja.

Reacción. En tanto, los funcionarios del gobierno involucrados en el proceso de reforma electoral dejaron trascender su molestia frente al rechazo al proyecto oficial y apuntaron al senador nacional Marcelo Fuentes y a la influencia de los gobernadores de Formosa, Tucumán, Santa Cruz y La Rioja.

"Fuentes (FpV neuquino) responde directamente a Cristina (Kirchner) y es el que está bloqueando el dictamen en una comisión que controlan justo a los peronistas reacios a la reforma", explicó una fuente del Ministerio de Interior nacional.

Asimismo, en la cartera política aludieron al trabajo subyacente del presidente del PJ nacional, José Luis Gioja, también opositor a la boleta única electrónica (BUE).

En la Casa Rosada no ocultaron su sorpresa frente al rechazo del bloque del PJ ya que, según su propio punteo, y así lo dijo el miércoles pasado el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, tenían números "holgados" para aprobar el proyecto en el Senado.

Un alto funcionario, visiblemente ofuscado, deslizó: "El comunicado que difundió el bloque PJ-FpV es hipócrita porque llaman a que se siga evaluando pero decidieron, salvo excepciones, que esto se caiga".

Comentarios