La ciudad
Domingo 19 de Junio de 2016

Por falta de redes de gas, 12 edificios del radio céntrico ya gestionan tener sólo electricidad

Si la EPE lo avala, necesitarán el triple de potencia que los hogares en los que hay gas natural.

Por falta de nuevas conexiones a la red de gas natural, en Rosario ya hay 12 edificios en construcción en el centro que han iniciado los trámites para ser torres "electrointensivas", es decir, tienen sólo luz. Si la Empresa Provincial de la Energía (EPE) lo avala, sus ocupantes deberán usar el sistema eléctrico para cocinar y calefaccionarse. "Estamos evaluando su viabilidad, porque el nivel de potencia energética que necesita este tipo de estructuras es el triple de lo normal, de aquellas viviendas con gas natural", confió el presidente del directorio de la EPE, Raúl Stival.

En paralelo, en un año tendrán gas natural otros 8.200 usuarios que se sumaron a un fideicomiso y recibirán el fluido de Litoral Gas. Para ello, cada uno aportó 15 mil pesos a un fondo ideado por empresa constructoras y administrado por el Banco Municipal (ver aparte).

Hace años que el Estado nacional dejó de invertir en la ciudad para ampliar la red de gas natural. Eso generó un enorme cuello de botella para las nuevas construcciones.

Algunos optaron por financiar su propia conexión mediante un desembolso de al menos 15 mil pesos. Otros recurrieron a la EPE para tener un suministro intensivo.

"En estos momentos tenemos 12 edificios en el centro de Rosario que han tramitado la factibilidad para ser electrointensivos. La empresa está estudiando cada una de esas solicitudes", confirmó Stival.

La cantidad de pedidos ingresados "es muy significativa" para la compañía energética. "Hasta ahora teníamos sólo un par de torres electrointensivas en Puerto Norte y algunos casos más", apuntó Stival.

Según el presidente de la EPE, "los 12 pedidos en estudio corresponden a edificaciones que se están levantando en el área central de Rosario. Por lo que han informado, el pedido se debe a la falta de posibilidades de conectarse a la red de gas natural".

Las construcciones están diseminadas por distintas manzanas del centro. No son sólo edificios para sectores altos, como las torres Maui de Puerto Norte. "Hay cooperativas de viviendas que están en la lista", confiaron a este diario desde la EPE.

Impacto. Stival advirtió sobre el impacto de estas solicitudes. "El nivel de potencia energética que requieren es el triple que para edificaciones convencionales, con luz y gas. Necesitan una potencia de casi 7 kilowats, frente a los 3 de otras torres", graficó.

El presidente de la EPE aclaró que, de aprobarse la factibilidad, las empresas constructoras son emplazadas a financiar una nueva subestación transformadora y todas las obras complementarias y necesarias".

Stival fue más allá y alertó sobre las consecuencias ambientales de los planteos. "Esto va a contramano de todo consumo energético racional, de las políticas de ahorro de energía y de consumo sustentable", enfatizó.

"Además —continuó— el nivel de eficiencia es muy distinto si para cocinar o calefaccionar un hogar se lo hace con gas o con energía eléctrica. La diferencia es notable, es de manual".

El funcionario remarcó que los técnicos de la empresa se encuentran por estas horas haciendo "un análisis exhaustivo caso por caso de las solicitudes presentadas, para determinar si se pueden concretar y el impacto que tendrán en cada barrio".

Al respecto ejemplificó: "Es toda una cuestión de infraestructura, no es lo mismo un barrio que fue planificado con una determinada potencia para consumos estandarizados, a que aparezcan de golpe estos niveles de demanda muy por encima de la media".

Aunque no lo dijo abiertamente, Stival dio a entender que de no haber inversiones adicionales en infraestructura energética, podrían darse situaciones de colapso en momentos pico como días de extremo calor en determinadas zonas de la ciudad.

"Si esto fuera la distribución de agua, hablaríamos del diámetro de los caños para que se pueda transportar el caudal necesario. Acá hablamos de cableados, estaciones transformadoras, subestaciones para poder abastecer un nivel de consumo muy alto para estas nuevas construcciones", cerró.

Comentarios