Edición Impresa
Sábado 31 de Octubre de 2009

Por falta de información previa muchos jóvenes cambian de estudio

Falta de información sobre la carrera elegida y la no adaptación a la vida de la educación superior, son dos de los aspectos centrales por los que un buen número de alumnos universitarios decide cada año reorientar su elección de estudio. Con esta apreciación coinciden dos instituciones públicas que año a año monitorean las vocaciones: la Dirección de Orientación Estudiantil de la Universidad Nacional de Rosario (UNR) y del Centro de la Juventud Municipal.

Falta de información sobre la carrera elegida y la no adaptación a la vida de la educación superior, son dos de los aspectos centrales por los que un buen número de alumnos universitarios decide cada año reorientar su elección de estudio. Con esta apreciación coinciden dos instituciones públicas que año a año monitorean las vocaciones: la Dirección de Orientación Estudiantil de la Universidad Nacional de Rosario (UNR) y del Centro de la Juventud Municipal.

La directora de Orientación Estudiantil de la UNR, Aída Rosanó, cuenta que entre un 20 y 30 por ciento de quienes consultan en este servicio lo hacen para reorientar su carrera. "Por lo general esto ocurre porque la elección del estudio no ha sido a conciencia, o porque confunden una materia del secundario donde les fue bien o que les gustó con la profesión. Por ejemplo, hablo de a quienes les va bien en contabilidad y creen que es suficiente para ser contador público", menciona.

Pero además, entre esas confusiones que llevan a buscar nuevos rumbos, figura "la demanda de mayor autonomía que requiere la vida universitaria y para la cual no todos están preparados". "Muchos chicos quieren estudiar, seguir una carrera, pero no hacen el esfuerzo necesario", indica también Rosanó.

Falta de información

En líneas generales, la psicóloga de la UNR destaca que "la falta de información previa" es decisiva en estas elecciones. También pasa —agrega— que tomar una decisión como inscribirse en una carrera "genera mucha angustia en los chicos" y eso hace que muchas veces "los padres les resuelvan el problema". Para graficarlo de otra manera, Rosanó pone como ejemplo que a veces son los mismos padres los que van a buscarles información a los hijos sobre los planes de estudio universitarios. "Son decisiones que no los ayudan a crecer", define.

La Dirección de Orientación Estudiantil depende de la Secretaría de Relaciones Estudiantiles de la UNR, funciona de 8 a 13, en Riobamba 201 bis, donde se puede consultar qué y dónde estudiar. El teléfono es 4808390 o bien escribir al email: carreras@unr.edu.ar

Talleres

Erika Lier es coordinadora de los talleres de orientación vocacional que se ofrecen en el Centro de Juventud Municipal. Se organizan 4 veces al año, desde marzo. Son 6 encuentros, una vez a la semana con unos 20 participantes. "En ese número de chicos siempre hay 2 o 3 que llegan porque quieren reorientar sus estudios", dice Lier y agrega que el argumento más escuchado es "porque no les gustó la carrera iniciada".

Pero en realidad, la coordinadora asegura que detrás de esas definiciones "se esconden varias problemáticas del paso por la Universidad". Entre las mismas considera que uno de los principales obstáculos que lleva a pasar de un estudio a otro "está la falta de información" y en "el desconocimiento sobre las materias, los años de cursado o el nivel de exigencia".

También, Lier dice que muchos manifiestan que les cuesta "entender la lógica de la facultad" y que "se sienten abrumados por el cambio". Además que suelen confundir "la facultad con una extensión de la vida del secundario".

Si bien actualmente está por concluir el último taller de orientación vocacional de 2009, para más información sobre lo que ofrece este espacio municipal a quienes están por terminar su secundario o quieren saber qué estudiar, hay que dirigirse a avenida Belgrano 950, teléfonos 4802557/714.

Comentarios