Juegos Olímpicos Río 2016
Viernes 17 de Junio de 2016

Por escándalos de doping, el atletismo de Rusia no estará en los Juegos Olímpicos de Río

El Consejo de la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo (Iaaf) decidió por unanimidad de sus 24 miembros que los atletas rusos no podrán participar en Río bajo su propia bandera.

La Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo (IAAF) decidió hoy mantener la suspensión de la federación rusa por sus sistemáticos escándalos de doping, lo que la deja con un pie fuera de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro.
El Consejo de la IAAF decidió por unanimidad de sus 24 miembros que los atletas rusos no podrán participar en Río bajo su propia bandera. Sin embargo, el organismo indicó que aquellos que puedan probar que están limpios podrán estar en Río como "neutrales".
El ex atleta británico Sebastian Coe, presidente de la IAAF, señaló en una rueda de prensa tras la histórica reunión en Viena que su organización busca así enviar un "fuerte mensaje" al mundo del deporte.
La decisión deberá ser refrendada de todas formas por el Comité Olímpico Internacional (COI), con el que está previsto que la IAAF mantenga una reunión cumbre el próximo martes en Lausana. Además, la federación rusa tiene la posibilidad de apelar ante la Corte Arbitral del Deporte (CAS).
La decisión de la IAAF de prolongar la suspensión provisional de todas las competiciones internacionales que rige para Rusia desde el 13 de noviembre de 2015 fue tomada tras evaluar el informe del grupo de trabajo presidido por el noruego Rune Andersen. El supervisor evaluó y verificó las medidas que ha tomado la federación rusa desde entonces para lograr un cambio en el atletismo del país.
La federación rusa fue suspendida el año pasado después de que una comisión independiente de la Agencia Mundial Antidoping (AMA) presentara un informe explosivo de 323 páginas sobre el doping sistemático en el atletismo del país.
Por ese motivo, la IAAF estableció varias condiciones antes de permitir el regreso como miembro de Rusia, requisito previo para que los atletas rusos puedan competir en Río.
El escándalo se desató en diciembre de 2014, cuando la televisión pública alemana ARD emitió un documental -"Dossier secreto doping: cómo fabrica Rusia a sus ganadores"- denunciando al deporte ruso de doping sistemático.
La AMA encargó entonces una investigación sobre el asunto a una comisión independiente y el resultado, que fue publicado en noviembre de 2015, fue una acusación al Estado ruso de crear un sistema de doping y de encubrir los controles positivos.
En los últimos meses, casi no pasó un día sin que hubiese noticias relacionadas con casos de doping en Rusia. Ya sea la sustancia prohibida meldonium, los tests retroactivos de los Juegos de 2008 y 2012 o las estadísticas de la AMA de los casos de dopaje en 2014: los atletas rusos siempre están a la delantera y siempre con pruebas positivas.
Además, se suma que la AMA investiga actualmente si durante los Juegos de Invierno en Sochi, Rusia en colaboración con la agencia de inteligencia rusa (FSB) ayudó a los atletas a sortear los controles.

Comentarios