Información Gral
Viernes 17 de Junio de 2016

Por error, un hombre fue dado por muerto dos veces en los últimos cinco años

Joaquín C.S., de 37 años, denunció que el Servicio Andaluz de Salud (SAS) confundió su tarjeta sanitaria con la de un difunto. Lo más extraño es que no es la primera vez.

Mayúsucula fue la sorpresa de Joaquín C.S: cuando fue a la farmacia a buscar su medicación habitual por la enfermedad crónica que padece, y el farmacéutico le dijo que "la tarjeta de salud había sido desactivada porque había fallecido". Desconcertado y tras reaccionar ante esta noticia, el hombre, oriundo de Huelva, España, le contestó al profesional: "Señor, entonces tiene un muerto delante suyo y le está hablando", queriendo demostrar que su defunción era simplemente un error.
Lo más sorprendente de este caso es que hace cinco años Joaquín, de 37 años, pasó por una situación similar cuando también tuvo problemas para votar: el censo electoral lo había dado por muerto.
Joaquín recordó que en aquella ocasión cuando fue a votar en las elecciones de 2011 le dijeron que no podía porque había fallecido: lo confundieron con su padre que había muerto un mes antes. Por suerte, todo quedó en una anécdota luego de que tras varias horas de gestión pudo emitir su voto.
Lo que no podía imaginarse entonces este hombre es que unos años después se encontraría en una situación muy similar.
Esta vez el problema se debe a que el Servicio Andaluz de Salud (SAS) lo ha "matado por error" al confundir su numeración de la tarjeta sanitaria con la de un fallecido. Y de nuevo la equivocación le trajo, además de otro disgusto, una gran perdida de tiempo para esclarecer lo ocurrido.
Finalmente el Instituto Nacional de la Seguridad Social le ha dicho que "todos los datos están en orden" y que consultara en la Consejería de Salud, mientras que en el centro de salud cercano a su domicilio le confirmaron que su tarjeta "se había desactivado por fallecimiento".
"La persona que me atendió no pudo evitar reírse cuando me dijo que estaba muerto, y me ha aseguró que es algo que no suele ocurrir, pero puede pasar al modificar los datos de una persona realmente fallecida, y finalmente, sin evitar las risas, me lo han solucionado", relató Joaquín C.S., que hoy está vivito y coleando.

Comentarios