El Mundo
Martes 01 de Noviembre de 2016

Por ahora gana el presidente, que rompió la unidad opositora

La apertura del diálogo provocó una ruptura en la oposición y la prensa crítica del chavismo remarcó este logro inicial de Nicolás Maduro. Así, el ex diario Tal Cual —forzado por el régimen a dejar su edición diaria y publicarse una vez por semana— comentó en su web que "el gobierno logró su foto, y algo mucho más importante: una vez más, dividir a la oposición. La ausencia de Voluntad Popular (el partido del detenido Leopoldo López) en esa mesa es lamentable. La oposición hasta ayer mostró su mejor arma: la unidad. Esa se fracturó anoche. Otras 14 organizaciones de la MUD tampoco concurrieron.

Tal Cual enumera a los cuatro dirigentes de la MUD que estuvieron en la primera reunión: Jesús Torrealba, secretario ejecutivo de la MUD: Luis Aquiles Moreno de Acción Democrática, Carlos Ocariz de Primero Justicia (el partido de Henrique Capriles), Henry Falcón, de Avanzada Progresista y Timoteo Zambrano, de Un Nuevo Tiempo. Maduro le estrechó la mano a todos ellos, "pero la foto cuando se la estrecha a Torrealba es la que se reproduce en la prensa. Muchas veces estos encuentros solo sirven para la foto. Pues Maduro tiene la suya".

Para Tal Cual lamentablemente, por múltiples razones, "el diálogo está rayado. Y a esa raya, sin duda, también ha contribuido la MUD por errores comunicacionales, tanto en la mera convocatoria como en la manera de explicar las cosas. El diálogo, a estas alturas, ya no es necesariamente visto como una salida o solución. Y eso es muy grave porque lo contrario a dialogar es la violencia, y nadie, en su sano juicio, puede pretender la violencia en el país. Menos la oposición, porque no tiene con qué manejarla ni cómo llevarla adelante. De hecho, la oposición está desarmada, el gobierno no. Y bastante que nos lo restregó el general Padrino con el alto mando, cuando, mostrando sus armas, amenazaron a todo el país" señala Tal Cual al referirse al ministro de Defensa chavista.

Se van a crear unas mesas para atender varios puntos. Las mesas tratan temas claves y abarcativos, como "Paz, respeto al Estado de Derecho y a la soberanía", a cargo de José Luis Rodríguez Zapatero. "Verdad, justicia, Derechos Humanos, reparación de víctimas y reconciliación", a cargo del Vaticano. Lo económico y social, lo llevará el ex presidente Leonel Fernández, mientras que "Generación de confianza y cronograma electoral", estará supervisada por Martín Torrijos.

El próximo encuentro es el 11 de noviembre. Por lo pronto, "uno puede sentir que la presión que venía ejerciendo la oposición queda en este momento sin la misma fuerza. Y abundan las preguntas: ¿cómo queda la aplicación de la Carta Democrática de la OEA después de esta reunión que seguro será muy publicitada a nivel internacional? ¿Cómo quedan las marchas a Miraflores? ¿Tiene sentido la del jueves 3 de noviembre? ¿Qué hará el oficialismo por su parte? ¿Saldrá a marchar también?"

"El gobierno logró su foto, y algo mucho más importante: una vez más, dividir a la oposición. La oposición hasta ayer mostró su mejor arma: la unidad. Esa se fracturó", remató Tal Cual.

Comentarios