Cristina
Martes 07 de Marzo de 2017

"Vivo con mi perra Lolita", se sinceró Cristina, en su paso fugaz por Comodoro Py

Cristina además se quejó de que no cobra la pensión de 170 mil pesos por el embargo del juez Claudio Bonadío.

La expresidenta Cristina Fernández de Kirchner no respondió hoy el saludo general al juez federal Claudio Bonadio durante la indagatoria por la causa "Los Sauces" e ironizó: "íAh, tengo derechos!" cuando le advirtieron que podía negarse a declarar.
Así lo confiaron hoy fuentes judiciales que reconstruyeron en parte lo ocurrido en la audiencia realizada en el cuarto piso de los tribunales federales de Comodoro Py.
La exmandataria solicitó al empezar que ningún funcionario judicial tomara fotos con su celular, tal y como ocurrió el 13 de abril último cuando declaró como imputada en la causa "dólar futuro", y al ingresar Bonadio a la oficina y saludar en forma general a los presentes todos respondieron menos ella, según dijeron los voceros.
"Vivo con mi perra, Lolita", contestó la ex mandataria al ser consultada sobre las características del hábitat personal en su casa de El Calafate.
"Me refiero a personas", refutó la secretaria y evitó consignar en el acta la respuesta alusiva a la mascota.
Además se quejó de que no percibe los 170 mil pesos mensuales de pensión como expresidente por el embargo que decretó el juez Bonadio.
"Resulto objeto de una persecución judicial y mediática que no registra antecedentes en nuestro país, al menos en los períodos democráticos y que en mi caso particular se extiende a mis hijos Máximo y Florencia Kichner, en especial a esta última", afirmó en un escrito de 45 páginas.
Cuando llegó a los tribunales, fue recibida con aplausos y vítores por un grupo de seguidores que la aguardaba desde temprano y que también la despidió de la misma manera.

Comentarios