Política
Miércoles 05 de Abril de 2017

Viviani no se presentó a declarar tras llamar a "dar vuelta" los taxis que no se adhieran al paro

El titular del Sindicato de Peones de Taxis no fue a la indagatoria por problemas cardíacos y logró una prórroga para declarar.

El titular del Sindicato de Peones de Taxis, Omar Viviani, no se presentó hoy ante el fiscal de la Cámara Contravencional y de Faltas porteño, Walter Fernández, al alegar un cuadro de "hipertensión y problemas cardiovasculares", por lo que su declaración para explicar su llamado a "dar vuelta los coches" de los taxistas que no se adhieran al paro general de mañana se postergó para el viernes próximo.
Según informó la Secretaría de Prensa del Ministerio Público Fiscal a los periodistas presentes en la fiscalía, ubicada en Beruti 3345, un abogado de Viviani presentó un certficado médico en el que se recomienda "reposo por 48 horas, por hipertensión y problemas cardiovasculares", por lo que se pospuso la citación para el viernes, a partir de las 14.
El dirigente gremial estaba citado a prestar declaración indagatoria a las 11 por las declaraciones en las que llamó a "dar vueltas los coches" de los taxistas que no se adhieran a la huelga convocada para mañana por la CGT.
Según informaron fuentes judiciales, un abogado designado por Viviani se presentó minutos antes de las 10.30 ante la sede de la fiscalía para solicitar "una prórroga" y posponer su declaración.
Viviani fue imputado por el delito de "amenaza coactiva agravada", que según el artículo 149 del Código Penal impone una pena de 5 a 10 años de prisión a "aquellos que tuvieren como propósito el de compeler a una persona a hacer abandono del país, la provincia o los lugares de residencia habitual o de trabajo".
El fiscal Fernández explicó que los dichos del líder de los taxistas disparan otras "múltiples calificaciones" como "instigación a cometer un delito vinculado a la actividad profesional e instigación a cometer un daño" que prevén "una pena de prisión de 5 a 10 años".
Fernández sostuvo que el haberse retractado, más tarde, públicamente, sirve de "atenuante" aunque remarcó "que la disculpa no borra el delito".
"En este caso, que sería una amenaza coactiva agravada, y estamos hablando de 5 a 10 años (de prisión), de cumplimiento efectivo". apuntó.
El secretario general del Sindicato de Peones de Taxis llamó a "dar vuelta los coches" de alquiler que no paren mañana, en una reunión del gremio concretada el miércoles último. Poco después se retractó, al afirmar que se le "salió la cadena durante una asamblea acalorada".

Comentarios