Política
Lunes 26 de Junio de 2017

Tres frentes disputarán las Paso en el justicialismo santafesino

Hombre de confianza de la ex vicegobernadora Bielsa, competirá el 13 de agosto contra las nóminas que encabezan Rossi y Rodenas

El cierre de la inscripción de precandidatos a diputado nacional deparó una sorpresa: la irrupción en escena de Pablo Di Bert, ex integrante de la Cámara baja santafesina y hombre de confianza de la otrora vicegobernadora María Eugenia Bielsa.

Para las Paso de agosto próximo en Santa Fe, luego del cierre de las nóminas de postulantes, las tres principales fuerzas políticas (Cambiemos, el Frente Progresista y el PJ) compulsarán internamente con más de una lista cada una. Un dato que, sin embargo, no termina de ser del todo novedoso.

Es que estaba entre las probabilidades y, casi se diría, era esperable que ocurriera en al menos alguna de ellas. Lo que no estaba tan claro era que el kirchnerismo —que iba tener su expresión auténtica— volviera a sufrir un revés, por ahora sólo de acompañamiento, pero que resulta casi imposible que se revierta en votos, al tener frente a sí al resto del peronismo amuchado en dos opciones y dispuesto a no dejarlo llegar a las generales de octubre. O lo más deshilachado posible.

Di Bert encabeza la lista de Compromiso con Santa Fe dentro del Frente Justicialista, secundado por Daniel Roa (Sindicato de la Carne), Claudia Tabares y Julio Rizza (Canillitas), entre otros. "Estoy feliz de encabezar una nómina con este excelente equipo", publicó ayer el precandidato en su cuenta de Twitter.

Todo un desafío para un sobreviviente de mil batallas y, quizás, el cuadro más notorio que hoy tiene el Frente para la Victoria (FpV), devenido en Unidad Ciudadana, Agustín Rossi, quien esta vez estará secundado por otra declarada kirchnerista: la secretaria general del Sadop, Patricia Mounier (irá en tercer lugar).

En el segundo puesto buscará renovar la camporista Josefina González, cuya postulación parece más testimonial que otra cosa. Después de su gestión sigue siendo desconocida y su caudal de votos fuera de La Cámpora del sur provincial es inexistente.

En cambio, la gremialista representante de los docentes privados le aporta a Rossi toda estructura operativa, territorial y estratégica de la que hoy, sin el gobierno nacional ni la conducción partidaria provincial, carece por completo.

Ese blindaje gremial que logró Rossi pareció una respuesta adecuada a la competencia con la que debía vérselas en las Paso peronistas: la lista Nuevo Espacio Santafesino, encabezada por la ex jueza rosarina Alejandra Rodenas, el concejal santafesino Juan José Saleme, Antonio Donello (UOM), Claudia Giaccone, Mario Fissore y Mario Lacava.

En ese armado confluye casi todo el peronismo no kirchnerista: senadores, gremios poderosos como UPCN o la UOM, lo que fuera el obeidismo y algo de aquella célebre liga de intendentes.

Lo que Unidad Ciudadana no esperaba es que, encima, una tercera línea saldría a disputarle el espacio: la encabezada por Di Bert, hombre de confianza de Bielsa cuando el kirchnerismo le impidió la presidencia de la Cámara de Diputados de la provincia en el período anterior (lo que la llevaría a renunciar a su escaño luego de que Cristina Fernández) inclinara la balanza hacia su adversario Luis Rubeo, más proclive a la convivencia pactada con el socialismo).

Comentarios