Mauricio Macri
Miércoles 01 de Marzo de 2017

"Tras una década de despilfarro y corrupción, comenzamos a normalizar el sector energético"

"No asumimos la presidencia para que nos hagan un monumento, vinimos para instalar als bases sólidas de Argentina", dijo el presidente en su discurso de la Cámara de Diputados.

El presidente Mauricio Macri aseguró esta mañana ante la Asamblea Legislativa que no cree "en los liderazgos mesiánicos" y resaltó que no asumió el poder para que le hagan "un monumento".
Según dijo, las soluciones a los problemas del país "exigen un cambio de mentalidad".
"Lo que complica nuestro desarrollo son nuestras propias limitaciones. Hay que acabar con el enfrentamiento que nos ha estancado. A algunos les parecerá menos épico que la retórica de las grandes batallas, pero no asumimos para que nos hagan un monumento. No creemos en los liderazgos mesiánicos", remarcó Macri.
Embed

"Estamos sentando las bases sobre las que un país crece. Rutas, puentes, eso que faltaba hacer y no se hacía. Era más fácil mirar el corto plazo", dijo el jefe de Estado al repasar los ejes de su gestión durante la apertura del período número 135 de sesiones ordinarias con su discurso ante la Asamblea Legislativa.
Ante disputados, senadores y la Corte Suprema de Justicia, el presidente señaló que "aparecen las señales de una mejora en la economía" por lo que "el 2017 va a ser un mejor año que el anterior".
"Y más importante aún, el 2018 y el 1019 serán mejores aún. Nuestro desafío más grande es sacar a millones de personas de la pobreza", sostuvo Macri.

Comentarios