Política
Viernes 25 de Julio de 2014

Tras su procesamiento por tráfico de efedrina, renunció Granero

El cuestionado ex titular de la Sedronar era vicepresidente de la empresa estatal de la energía, Enarsa.  El ahora ex funcionario dijo que el fallo en su contra fue "una operación política".

El vicepresidente de la empresa estatal Enarsa, José Granero, renunció al cargo tras haber sido procesado en una causa judicial sobre tráfico de efedrina, cuya investigación atañe al período en el que se desempeñó como secretario del organismo público de lucha contra las drogas.

Fuentes oficiales confirmaron la renuncia del funcionario, que fue titular de la Secretaría de Programación para la Prevención de la Drogadicción y la Lucha contra el Narcotráfico (Sedronar) desde junio de 2004 hasta el 7 de diciembre de 2011. Granero, férreo opositor a la despenalización de la tenencia de drogas para consumo personal, fue procesado la semana pasada por la jueza federal María Servini de Cubría en la causa sobre tráfico de efedrina y, según indicó este jueves un matutino porteño, ya tiene previsto presentar una apelación ante la Cámara Federal porteña, tras la feria judicial de invierno.

Granero, oriundo de Santa Cruz, había sido designado director de Enarsa el 6 de enero de 2012, tres semanas después de haber sido desplazado de la Sedronar, cargo en el que entonces fue reemplazado por el ex canciller Rafael Bielsa. El funcionario también se había desempeñado como subinterventor del Pami durante la Presidencia de Néstor Kirchner.

Pormenores. Granero le contó su decisión de alejarse del cargo al ministro de Planificación, Julio de Vido, y después escribió su renuncia formal, que será tratada el directorio de Enarsa, empresa energética del Estado.

En su fallo, Servini de Cubría señaló que Granero y otros "autorizaron el incremento de las importaciones de efedrina en un 1.363 por ciento en solo cuatro años" y que, de esta manera, "se pasó de importar entre 1.200 y 1.500 kilogramos de efedrina desde los años 1999 hasta 2003, a más de 20.000 kilogramos solamente en el año 2007".

De la Sedronar depende el registro nacional de precursores químicos, el área de control de la importación y exportación de productos que se usan en la medicina y en la fabricación de estupefacientes.

Servini de Cubría detectó comunicaciones de Miguel Zacarías, un colaborador cercano a Granero, con distintas líneas de la Casa Rosada vinculadas con la importación de efedrina. Según consignó un matutino, las 34 llamadas de Zacarías con la Presidencia de la Nación se realizaron entre 2005 y 2008.

Hasta ahora, Servini de Cubría desconoce con quién se comunicaba Zacarías. En ese momento, el secretario privado de Granero tenía a dos hermanos trabajando en la Secretaría de Ceremonial y Protocolo de Presidencia. Se trata de Rubén Zacarías, de estrecha relación con el ex presidente Néstor Kirchner, y Luis, un funcionario cercano a la jefa del Estado.

La jueza Servini de Cubría estudia "más de treinta llamadas" de la Presidencia de la Nación, la Casa Militar y el Pami. Miguel Zacarías recibió tres llamados de la Casa Rosada en noviembre de 2005, mientras "tramitaba un expediente para importar 500 kilos de efedrina". Luego, el 15 de enero de 2008, Guillermo Manfredi, de Farmacéuticos Argentinos SA, solicitó autorización en la Sedronar "para importar 2000 kilos de efedrina." Ese día, Miguel Zacarías atendió llamados de la Casa Militar y de Presidencia.

Más procesamientos. Servini de Cubría procesó, además, a Gabriel Yusef, ex subsecretario Técnico de Planeamiento y Control del Narcotráfico; a Julio De Orue, ex director del Registro Nacional de Precursores Químicos; Norma Fernández, presidenta de Droguería Chutrau, y Andrea González Dell'Oro y Patricia Marra, directoras técnicas de Chutrau.

En su resolución, la jueza apuntó que de los 47.625 kilos de efedrina que la Sedronar autorizó a importar a empresas farmaceuticas entre 2004 y 2008, 40.972,195 kilos fueron desviados al narcotráfico. El resto fue utilizado para la fabricación de medicamentos legales.

Granero dejó la secretaría de Lucha contra las Drogas el 15 de diciembre de 2011, tras una dura pelea con Aníbal Fernández , y fue designado director en Enarsa. "Granero no quiere comprometer a la presidente ni tampoco a De Vido con la causa", explicaron las fuentes.

La apelación correspondiente al procesamiento a Granero que le dictó la jueza federal Servini de Cubría ante la Cámara Federal porteña tiene previsto presentarla luego de la feria judicial que termina el 1º de agosto. Otro caso que complica al gobierno y que levanta críticas desde la oposición.

Comentarios