Paso 2017
Domingo 13 de Agosto de 2017

Tras los comicios, el gobierno nacional anticipó que insistirá con la reforma electoral

Adrián Pérez, secretario de Asuntos Políticos, dijo que se deberá evaluar la utilidad de las Paso, además de ir hacia el voto electrónico.

El secretario de Asuntos Políticos del Ministerio del Interior, Adrián Pérez, ratificó ayer que el gobierno prevé una "jornada normal" en las elecciones de hoy y afirmó que, pasado los comicios, las fuerzas políticas deben discutir una reforma electoral que incluya si continúan o no las Paso.

   "Estamos previendo una jornada normal en estas elecciones. Hemos trabajado para eso, para darle mucha confianza a la ciudadanía en que va a ser un proceso electoral transparente y confiable", destacó el funcionario de la cartera que conduce Rogelio Frigerio.

   Pérez ratificó que los primeros datos oficiales del escrutinio provisorio de las elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias que se celebrarán hoy comenzarán a difundirse a partir de las 21, tres horas después de clausurada la votación.

   "Más allá de quién gane, a las 21 del domingo vamos a comenzar a difundir los resultados en la medida que vayan llegando. Lo que esté cargado (en el sistema) hasta ese momento se va a difundir y luego se comienza actualizar cada cinco minutos", explicó.

   El secretario de Asuntos Políticos dijo "no" estar en condiciones de saber si las de hoy van a ser las últimas primarias.

   Además, sostuvo que "después de esta elección tenemos que discutir una reforma, que incluya el tema de las Paso y del instrumento de votación", es decir, el uso de la boleta de papel o electrónica y el financiamiento político.

   "En cuanto al modelo del financiamiento de la política, nosotros tenemos un proyecto presentado, que no se discutió este año por ser precisamente un año electoral y no queríamos cambiar las reglas de juego", especificó.

   El funcionario nacional insistió: "Después de la elección, seguramente todo esto tiene que estar en discusión, incluido el tema de las internas abiertas y obligatorias".

   Pérez volvió a lamentar que la Casa Rosada no haya podido avanzar en la instalación de la boleta electrónica en los comicios.

   En este punto, recordó que la reforma electoral que durante la gestión de Cambiemos fue puesta a discusión en el Congreso no pudo ser aprobada por el rechazo, principalmente, de los legisladores kirchneristas y por las críticas de muchos gobernadores que desconfían de ese método.

   "El sistema de la boleta en papel no nos parece el mejor, nosotros intentamos modificar la ley, no se pudo, así que estamos haciendo lo mejor que podemos dentro del sistema vigente", expresó.

   El funcionario reiteró que desde el gobierno nacional "seguimos convencidos de que el sistema de la boleta única electrónica es muy bueno porque combina lo digital con la constancia en papel y posibilita el doble conteo: el digital con el manual".

   En tanto, Pérez buscó transmitir calma a la población en el marco de la puja electoral de hoy.

   "Hay un equipo de gente trabajando desde hace mucho tiempo en lo que es la logística y también en la seguridad de la elección. Va a haber 106 mil efectivos de seguridad desplazados a lo largo de todo el país", manifestó.

   Asimismo, señaló que en los distintos lugares de votación "se prevé un cuarto oscuro de contingencia, para el caso de que haya faltante de boletas, al que todos los partidos políticos puedan recurrir para reponer las boletas. Y también habrá un delegado judicial en cada escuela".

Resultado lapidario de una encuesta de ONG sobre las internas obligatorias

"El 60% de los consultados entiende que las Paso no son útiles, y eso es una alarma", advirtió el politólogo Leandro Querido, al analizar una encuesta encargada en la provincia de Buenos Aires por Transparencia Electoral, la ONG que dirige y que se dedica a analizar los sistemas electorales de la Argentina y la región.

    "Uno de los datos más impactantes de la encuesta es que el 60% de los consultados entiende que las Paso no son útiles, y eso es una alarma. Las Paso fueron una respuesta a un reclamo de la ciudadanía de 2008, 2009, cuando demandaba más participación a los partidos políticos. Por eso surgió el proyecto de las primarias abiertas y obligatorias. Después, algunos partidos o candidatos, de acuerdo al contexto, han elegido algún atajo, y esto se refleja en el estudio que hicimos", explicó Querido sobre el resultado del sondeo que se hizo sobre la base de 800 consultas telefónicas en la provincia de Buenos Aires.

Transparencia

La encuesta también evaluó la percepción de la transparencia del proceso y arrojó resultados que, según Querido, "no son muy alentadores".

    "Nuestro sistema electoral es muy complejo, muy tradicional y ha sufrido cuestionamientos muy profundos, por ejemplo en el proceso de 2015 o en elecciones anteriores, con robos de boletas sistematizados. Eso dañó la competencia electoral en muchos distritos, como Tucumán en 2015 o en algunos distritos del gran Buenos Aires. No es un tema nuevo, pero continua", evaluó.

   En ese sentido, recordó el proyecto legislativo que promovió el gobierno nacional para emprender una reforma electoral y que fue "trabado en la comisión de Asuntos Constitucionales por algunos referentes provinciales que están asociados a provincias semifeudales, en donde los derechos políticos de los electores están muy comprometida".

   El sistema de las Paso se puso en práctica a nivel nacional en 2011, tras ser aprobada en 2009 por iniciativa del gobierno de Cristina Fernández de Kirchner.

Más de 100 mil efectivos para darle seguridad a los comicios

Unos 106 mil efectivos de las Fuerzas Armadas, de Seguridad y de las policías provinciales fueron designados ayer para controlar hoy los comicios de las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (Paso) en todo el país.

   El Comando General Electoral (CGE), bajo las órdenes del general Carlos Pérez Aquino, las Fuerzas Armadas, la Gendarmería Nacional, la Prefectura Naval, la Policía Federal y las policías provinciales están a cargo del dispositivo de seguridad para la jornada de votación, que incluye la custodia del traslado de urnas.

   El CGE coordina y ejecuta las medidas de seguridad durante la elección, así como la vigilancia de los locales donde funcionarán las mesas receptoras de votos, la custodia de las urnas y la documentación durante su transporte en los vehículos del Correo Argentino, hasta la finalización del escrutinio definitivo en cada distrito, consignó un comunicado.

   En territorio bonaerense, en tanto, el Ministerio de Seguridad implementará un operativo especial con cerca de 30 mil efectivos destinados a que los comicios puedan desarrollarse con normalidad.

   Con custodias en los exteriores de los lugares de votación, en el traslado de urnas y en el control del cumplimiento de la veda electoral, entre otras tareas, serán afectados 12.300 numerarios, en tanto que unos 17.700 se verán recargados en su servicio para colaborar en las labores de asistencia a la jornada electoral.

Comentarios