Política
Miércoles 13 de Septiembre de 2017

Testigos mapuches desmienten la versión

Los principales testigos mapuches del operativo de Gendarmería del 1º de agosto en la comunidad Pu Lof Resistencia Cushamen, en el que desapareció Santiago Maldonado, negaron ayer enfáticamente que alguno de ellos haya recibido un piedrazo en la espalda arrojado por un gendarme, según la versión de uniformados que declararon previamente ante el juez federal Guido Otranto.

Matías Santana, Soraya Maicoño y Andrea Millañanco dijeron ayer que "ninguno (de los que escaparon de Gendarmería) recibió un piedrazo, ni debió ser ayudado a salir del río. Quieren volver a instalar una versión para correr de la mira a Gendarmería".

"Todo eso busca un impacto mediático, quieren convencer a la sociedad de que los gendarmes son buenos. Como dice la ministra (Patricia) Bullrich, que «tenemos que cuidar a los nos cuidan». Ellos son los violentos, los que reprimen manifestaciones sociales, siembran el terror a los que reclaman y se llevaron a Santiago", afirmó Santana.

Agregó que con esta "nueva versión" quieren "sacar de la mira a (el jefe de Gabinete de Seguridad, Pablo) Noceti, al juez (Otranto), Gendarmería y al poder político, cuando todas las pruebas y los testimonios demuestran que a Santiago se lo llevó Gendarmería". Destacó que ninguno resultó herido al escapar de los gendarmes, con la excepción del roce de "perdigonazos en las piernas" de algunos de ellos.

Comentarios