Política
Lunes 20 de Marzo de 2017

Según Came, crece la diferencia entre el costo y el precio final de los alimentos

La disparidad de valores se amplió casi cinco veces más en febrero pasado, según un informe difundido por la Came.

La diferencia entre el precio que pagó el consumidor en góndola por productos agroganaderos en febrero pasado "se multiplicó 4,75 veces" respecto de lo que recibió el productor en el campo, según reflejó ayer un informe de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (Came).

Para el Indice de Precios en Origen y Destino (Ipod) de Came, sobre una canasta de 25 alimentos, la mandarina fue el producto que mostró mayor disparidad en su valor y alcanzó una brecha de 19,42 veces.

El informe precisó que el índice Ipod registró en febrero una baja de 4,3 por ciento frente a enero, aunque señaló que "igualmente se encuentra en niveles muy elevados para una gran cantidad de alimentos".

"Lo que explica la reducción de la diferencia fue la mejora en las disparidades de la manzana, la naranja, la pera, la acelga y el ajo, donde se combinaron progresos en los valores al productor con caídas en los importes al público", señaló.

Asimismo, el Ipod agrícola en febrero alcanzó un valor de 4,99, lo que implica una reducción de 3,1 por ciento frente a enero y un descenso de 10,9 por ciento interanual.

Por su parte, el Ipod ganadero en febrero se ubicó en 3,81, lo que representa una baja de 9,9 por ciento comparación mensual y una merma de 5,2 por ciento en la variación interanual.

"La participación del productor en el importe de góndola subió por quinto mes consecutivo al ubicarse 3 por ciento por encima de enero. Para el promedio de los alimentos, el agricultor recibió el 27,9 por ciento del precio que pagó el consumidor (contra 27,1 por ciento en enero)", destacó.

El estudio puntualizó que, de los 25 alimentos que integran la canasta del Ipod, en 16 bajó la brecha, en nueve aumentó o bajó y uno se mantuvo sin cambios.

Los productos agrícolas con mayores brechas de montos en el mes fueron la mandarina, con una diferencia de 19,42 veces, seguida por la pera, con una distorsión de 8,33 veces, y la manzana, 7,65 veces.

En cambio, los alimentos en los que menos se multiplicaron los valores desde que salieron del campo fueron la papa, con una disparidad de 1,86 veces, y la zanahoria, 1,91 veces.

El estudio resaltó que "un dato interesante a mirar es lo que ocurre con los precios de los productos agrícolas-ganaderos hasta que llegan a los mercados de abasto".

Al respecto, especificó que, "si se toman los 20 alimentos para los cuales se recibieron importes de los mercados de abasto en enero, en promedio los montos se multiplicaron 2,4 veces".

"Eso ocurrió hasta que llegaron a las más de 20 ferias concentradoras que hay en el país, incluyendo el Mercado Central, y por 2,2 veces desde que salieron de esos mercados y hasta que llegaron a la góndola", concluyó el informe.

Comentarios