Política
Lunes 06 de Febrero de 2017

Se filtraron nuevas escuchas de una charla entre Cristina y Parrilli

Para el fiscal Di Lello la difusión de la charla "es una maniobra que tiene un interés político". En la conversación se habla de "apretar a jueces"

Ayer se hizo pública una supuesta nueva conversación telefónica entre la ex presidenta Cristina Kirchner y el ex jefe de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) Oscar Parrilli, donde se habla de "apretar a jueces y fiscal" . Conocida la novedad, el fiscal federal Jorge Di Lello consideró que la filtración de las escuchas "tienen un interés político".

"La filtración de los audios no debería pasar y no es habitual. No cabe ninguna duda que es una maniobra política y tiene un interés político. Salvo que sea la mano de Dios o el Espíritu Santo sino hay un responsable de carne y hueso con algún elemento tecnológico", opinó Di Lello.

Para el fiscal, "hay una especie de sobredosis de Comodoro Py, se ha incorporado que la lucha política se dirime en el desgaste que implican las denuncias en Comodoro Py".

En el audio, publicado por el portal Infobae, se habla de "apretar a jueces y fiscal". "Hay que terminar con este psicópata, llamalo a Martín y que se mueva para apretar a jueces y fiscales para que citen a (Antonio) Stiuso", le habría pedido la ex mandataria a Parrilli.

Se trata de un otro audio grabado en el marco de la investigación por un supuesto encubrimiento del supuesto narco Ibar Esteban Pérez Corradi por parte del ex jefe de la AFI en el caso del Triple Crimen de General Rodríguez.

Según la publicación, en el diálogo la ex presidenta apunta también contra el líder del bloque de senadores del Frente para la Victoria, Miguel Angel Pichetto, a quien habría calificado de "traidor hijo de puta".

En otra parte de la conversación, Parrilli le pregunta a Cristina si va a ir al Congreso del PJ, comentando que "lo eligieron a (José Luis) Gioja presidente" del partido, y ella le responde: "Ni en pedo, que se suturen el orto".

Todas estas charlas fueron grabas a mediados del 2015, tras una orden del juez federal Ariel Lijo, quien investigaba al entonces jefe de los espías por presunto encubrimiento de Pérez Corradi, quien a su vez estaba involucrado en la investigación por el Triple Crimen de General Rodríguez.

Anteriormente su conoció otro de los audio en el que Cristina trataba a Parrilli de "polotudo" y le pedía que buscara "todas las causas que le armamos" al ex espía Antonio Stiuso. Por ello, el fiscal Guillermo Marijuán imputó a la ex presidenta por "abuso de autoridad".

Recusan a Lijo

Paralelamente, ayer se supo que Parrilli pidió la recusación del juez federal Ariel Lijo por "enemistad manifiesta" a raíz de las filtraciones a la prensa de las escuchas de una charla suya con la ex presidenta.

La presentación de Parrilli fue realizada bajo la causal de "enemistad manifiesta por la filtración de las escuchas ordenadas en la causa CFP 481/2016, Juzgado Federal Nº4".

De acuerdo con voceros del kirchnerismo, Parrilli presentó la recusación al considerar que "las filtraciones a la prensa de las escuchas se produjeron en enero de 2017, lo mismo que manifestaciones del juez por la prensa gráfica y radial".

En ese sentido, según un documento difundido por el Instituto Patria, Parrilli consideró que el magistrado ha perdido la imparcialidad de criterio y ha vertido una serie de manifestaciones que muestran un cuadro de sospecha de parcialidad".

Al respecto, consideró que "por una parte llega a sugerir que el propio Parrilli carecería de autoridad para cuestionar lo que estima como persecución política, merced a «no haber cuestionado la legalidad de las escuchas»".

Pero, señaló que "en la misma causa se han realizado objeciones jurídico constitucionales contundentes" a la decisión del juez "y ello sin sospechar que luego se difundirían fragmentos de las escuchas por medios de comunicación".

Comentarios