Política
Lunes 05 de Junio de 2017

Se agudiza la crisis del calzado en Santa Fe

Fabricantes de calzado de Santa Fe advirtieron que el sector atraviesa una crítica situación por un "combo explosivo" de aumento de importaciones y caída de ventas, que derivó en el cierre de cuatro fábricas en la provincia y la reducción a la mitad de la jornada laboral.

Fabricantes de calzado de Santa Fe advirtieron que el sector atraviesa una crítica situación por un "combo explosivo" de aumento de importaciones y caída de ventas, que derivó en el cierre de cuatro fábricas en la provincia y la reducción a la mitad de la jornada laboral.

De acuerdo a los últimos datos del Observatorio de Importaciones de Santa Fe, el calzado proveniente del exterior trepó en la provincia en los últimos dos años un 86 por ciento (entre mayo de 2015 y 2017). Y en ese lapso se elevó de 6.854.032 pares fabricados en otros países a 12.771.032.

El ministro de la Producción provincial, Luis Contigiani, admitió que este panorama "atenta y perjudica a uno de los polos productivos de calzado más importantes del país", con más de 140 fábricas en la provincia y más de 2.500 empleados.

En ese contexto, cuatro plantas cerraron en los primeros meses del año, dos ubicadas en Rosario (La Huella y Jandy), una en Zavalla (Primeros Pasos) y otra en Acebal (Pirri).

"En 20 años que llevo haciendo zapatos nunca viví algo así. No nos dan los costos, no podemos pagar ni las cuentas y las ventas siguen cayendo", lamentó Nicolás Pelatti, uno de los 30 fabricantes.

Por su parte, la fábrica Wyler's, de Alcorta (95 kilómetros de Rosario) redujo en las últimas semanas la jornada laboral y el salario de sus 108 operarios por un plazo de 60 días.

El director de la firma, Gerardo Cucco, justificó la medida frente a la necesidad de bajar costos para recuperar competitividad en un mercado que observó "en caída libre".

"Estamos a punto de colapsar. Peligran todas las fuentes laborales.", explicó.

Comentarios