Política
Domingo 30 de Julio de 2017

"Rossi apuesta a una construcción individual, yo a una colectiva"

Alejandra Rodenas marcó diferencias con su rival en la interna, y remarcó: "No pedí licencia, renuncié. Ese es el piso ético con el cual quiero empezar mi carrera política".

Alejandra Rodenas | Bío | Nació en Rosario hace 53 años. Ex jueza penal. Renunció a su cargo para presentar su precandidatura a diputada por el Nuevo Espacio Santafesino, dentro del Frente Justicialista.


Alejandra Rodenas, precandidata a diputada nacional por el Nuevo Espacio Santafesino (NES) dentro del Frente Justicialista, marcó sus diferencias con Agustín Rossi, su principal rival en la interna. Centró sus discrepancias más en cuestiones metodológicas que ideológicas. "Rossi ha apostado por una construcción individual y yo por una colectiva", argumentó la ex jueza, quien renunció a su cargo para incursionar en política. A esa decisión la presenta como un activo frente a la sociedad: "No pedí licencia, decidí renunciar. La gente espera estos gestos de sus dirigentes", mensuró.

La postulante, formada en un ámbito familiar de cuño peronista, negó haber dicho que Rossi "es un fracasado" de la política. "Lo que dije es que el peronismo debe repensar su fracaso, pero no le puse nombre y apellido. En mi recorrida por la provincia esto se pone de manifiesto: los dirigentes están cansados de la derrota. Venimos de tres seguidas. Si alguien se siente aludido, el problema es de esa persona", precisó Rodenas.

En una entrevista con LaCapital, Rodenas dijo que de llegar al Congreso nacional, presentará un proyecto para aumentar las penas en los casos de corrupción. "La gente tiene que sentir que el funcionario que se queda con el dinero del erario público no solo lo tiene que devolver, sino que además tiene que cumplir su sanción estando detenido", argumentó.

—¿Cuál es la característica que sobresale del espacio que encabeza dentro del peronismo?

—El Nuevo Espacio Santafesino (NES) es una construcción colectiva. Lo interesante de este proyecto es su territorialidad: el aval de los senadores justicialistas, los presidentes comunales, intendentes y el apoyo del movimiento sindical, que tiene mucho que decir en esta etapa de crisis laboral que estamos viviendo. No solo estamos en condiciones de ganar la interna, sino que pretendemos sentar las bases para recuperar la provincia en 2019.

—¿Por que decidió dejar su lugar en la Justicia para dedicarse a la política?

—La impresión que tuve en estos últimos años, sobre todo enfrentándome a la cuestión narcocriminal y otras causas, es que estaba dando respuestas a los casos individuales y que me quería sumar a una construcción colectiva. Me quería sumar a otro de los poderes del Estado, porque no siempre las herramientas que los jueces necesitan existen. Y las herramientas legislativas son fundamentales. Por eso pensé que esta oportunidad es interesante.

—La política está muy cuestionada y puede que, en su caso, la gente piense que se metió en política para ganar mejor.

—Entiendo el enojo y el desapego de la gente con la política. Me da pudor hablar de los sueldos, pero seguramente no voy a ganar igual que siendo jueza. Yo no pedí licencia, renuncié. Si un laburante no tiene un plan B, yo tampoco lo quiero tener: Ese es el piso ético con el cual quiero empezar mi carrera política. Si no soy electa, vuelvo a buscar trabajo.

—Usted dijo que Agustín Rossi, su rival en la interna, es un fracasado de la política...

—No dije eso. Fue una mala interpretación, se tomó fuera de contexto. Lo que dije es que el peronismo debe repensar su fracaso, pero no le puse nombre y apellido. En mi recorrida por la provincia esto se pone de manifiesto: los dirigentes están cansados de la derrota. Venimos de tres seguidas. Algo está diciendo esto. Y lo que dice es que aquellos que protagonizaron los distintos procesos electorales tienen que preguntarse a sí mismos qué pasa que no pudieron identificar las necesidades del electorado. Si alguien se siente aludido, el problema es de esa persona.

—¿Qué es lo que lo diferencia de Rossi?

—Rossi es mi adversario, con el que tengo puntos de coincidencias en relación al diagnóstico que hacemos de la situación actual del país, pero tenemos diferencias a la hora de concebir una construcción política: él ha apostado a una construcción individual y yo a una construcción colectiva. Esta es la diferencia y lo que me acerca a mí a la posibilidad de conjugar estas voluntades que están dispersas en el peronismo. Hay que pensar en un peronismo ganador. Es muy rica la trama de los gestores territoriales del peronismo santafesino.

—¿Si llega al Congreso, qué leyes impulsará?

—Una de ellas tiene que ver con aumentar las penas para los funcionarios que se enriquecen con el dinero público. Aumentar los mínimos y los máximos, porque los mínimos son bajos. La gente tiene que sentir que el funcionario que se queda con el dinero del erario público, no solo lo tiene que devolver sino que además tiene que cumplir su sanción estando detenido.

—Si le hubiera tocado estar en el Congreso cuando se discutió la expulsión de De Vido, ¿cómo hubiese votado?

—La ley de desafuero exige que haya un pedido de detención de un juez. No estoy justificando a De Vido: si cometió un delito, que vaya preso. No hubiese votado a favor, y menos estando un proceso judicial pendiente. Yo hubiese defendido el debido proceso. Lo que hubiese hecho yo es renunciara mi cargo. La gente está necesitando esos gestos.

—¿Le da algún crédito al gobierno de Macri?

—No. Le doy el crédito de la gobernabilidad. No quisiera que hubiese una interrupción institucional en Argentina. Hay que hacer una apuesta a que rectifique el camino. Promesas de campaña todas incumplidas. Tarifazos, recortes en derechos humanos, violencia de género, de personas con discapacidad, el tema previsional. Por lo que estoy viendo, el borrador de la reforma laboral para el año que viene que está dando vuelta por el despacho del ministro Jorge Triaca es muy fuerte. Vamos a una reforma laboral a la brasileña. Hay que ponerle límites a este gobierno.

—En la provincia hay un ausente que no se ha definido y que en los últimos comicios ha obtenido más votos, que es Omar Perotti. ¿Cuál es su opinión?

— Es una persona que tengo una relación de muchos años y le tengo mucho afecto. Y es por ese cariño que también entiendo su posición prescindente en estas elecciones. Omar está esperando que se diriman las internas y en función de eso tomará sus decisiones.

Comentarios