Política
Jueves 22 de Mayo de 2014

Reutemann contra Duhalde: "Está gagá o es un hijo de puta que trabaja para Scioli"

Carlos Reutemann bramó su respuesta contra el ex presidente de la Nación, quien acusó el martes al Lole de ser " exponente del egoísmo", que sólo "piensa en él", y le aconsejó "jubilarse" de la actividad.

"Duhalde está gagá o es un hijo de puta que está trabajando con Scioli". Rápido y furioso, Carlos Reutemann bramó su respuesta contra el ex presidente de la Nación, quien acusó el martes al Lole de ser " exponente del egoísmo", que sólo "piensa en él", y le aconsejó "jubilarse" de la actividad.

Apenas La Capital tomó contacto con Reutemann para conocer sus opiniones sobre los dichos de Eduardo Duhalde, el senador no se anduvo con chiquitas ni medias tintas. "Está gagá o es un hijo de puta que está trabajando para Daniel Scioli, y como sabe que yo estoy apoyando a (Sergio) Massa me quiere embarrar", le dijo Reutemann a este diario mientras la tarde del miércoles se hacía noche.

En una respuesta que sacudirá los cimientos del peronismo, el senador santafesino siguió con una andanada de reproches hacia el dirigente bonaerense: "Si tiene tantas ganas de jubilarme, que le diga a la manzanera Chiche (por Hilda González de Duhalde) que también es senadora, que acelere los trámites y le dé para adelante. Yo soy senador hasta 2015, pero si la manzanera impulsa mi jubilación a lo mejor me voy antes".

Cuando se le preguntó al ex gobernador santafesino el porqué de la embestida contra su figura, Reutemann opinó que desde hace años no tenía contacto con Duhalde, pero inmediatamente vinculó las criticas a los alineamientos políticos en el peronismo: "Le repito, o está gagá o es un hijo de puta que está trabajando con Scioli y que se decide a atacarme porque yo vengo apoyando lo que está intentando llevar adelante Massa".

Ahí se le mencionó a Reutemann la posibilidad de la existencia de algunas facturas impagas desde los tiempos en que Duhalde pretendía que sea candidato presidencial. En el año 2002, cuando se debatía la sucesión del bonaerense tras su gobierno de emergencia, Reutemann rechazó más de una vez la invitación a disputar la Presidencia de la Nación. Y, cuando todo parecía ceñirse a una novela del pasado, en 2011 volvieron las insinuaciones de Duhalde y de su esposa, Chiche, para que el hombre de Llambi Cambpell compita contra Cristina Fernández de Kirchner.

En aquel momento, cuando Lole se enteró de los dichos de Chiche Duhalde se despachó con una feroz respuesta que mixturó política y escatología: "Si quiere, que se lance su marido porque yo no estoy pensando en lanzar ninguna candidatura, que se metan la candidatura en el culo".

Ayer, Reutemann recordó los pedidos que le hacía Duhalde para ser el candidato presidencial, pero su enojo estaba destinado a cruzar los dichos del hombre de Lomas de Zamora. Duhalde lo acusó de "individualista" y de no haber apoyado nunca a nadie que no fuese él mismo. "El Lole si se va a ocupar es porque le toca ser candidato, sino nunca se ha ocupado. Es un tiempista y es un hombre que básicamente piensa en él. Si él no está en la lista no se mueve", cuestionó Duhalde.

Ahí mismo el legislador por Santa Fe ensayó una defensa: "¿Quiere que trabaje para el gobierno nacional como él, que trabaja para el sciolismo? Al PJ santafesino lo maneja el kirchnerismo puro, ¿acaso Duhalde quiere que trabaje para el Chivo Rossi? Duhalde sabe muy bien que las dos veces que fui gobernador trabajé para todos. Tal vez él viene a hacer campaña a Santa Fe, además del sciolismo, para el socialismo".

Antes del virulento cruce de adjetivos con Reutemann, Duhalde había protagonizado otra polémica con Felipe Solá. "Los consejos se dan persona. Duhalde le dice cosas a la gente para quedar como un académico de la política y (el líder PRO, Mauricio) Macri aprovecha y manda a empapelar con Scioli y Massa juntos para confundir. Me pregunto si Duhalde no lo hace a propósito", acicateó Solá en las últimas horas.

Antes de la propia respuesta de Reutemann a Duhalde, el senador provincial massista Danilo Capitani se había mostrado indignado con los dichos del bonaerense: "Duhalde se equivoca. A Reutemann, como a todos los políticos, lo jubila la gente, no otros dirigentes. El egoísmo de Reutemann fue privilegiar los intereses de la provincia, porque cuando el justicialismo perdía en todos lados él dejo todo lo que tenía para darle tiempo al PJ y administrar la provincia durante dos periodos con honestidad. Lo debe haber dicho porque apoya a Scioli, y porque el senador Reutemann trabaja en el espacio político de Massa".

Así, inesperadamente, en el camino hacia 2015, una polémica pura y dura se instaló en el corazón del peronismo. Y todo parece indicar que continuará.

Comentarios