Política
Miércoles 12 de Julio de 2017

Responsabilidad penal empresaria, en la espera

La Cámara alta postergó el debate sobre la iniciativa, que tiene media sanción de Diputados pero todavía no fue girada

El ministro de Justicia, Germán Garavano, concurrió ayer al Senado a defender el proyecto de ley de responsabilidad penal empresaria, y los legisladores anunciaron que postergarán el debate porque la Cámara de Diputados todavía no les envió la iniciativa que aprobaron.

Garavano concurrió a la comisión de Justicia y Asuntos Penales del Senado para defender el proyecto impulsado por el oficialismo que propone penalizar a las personas jurídicas que cometan delitos, pero se encontró con un consenso entre los senadores para dejarlo en "stand by".

Tanto el jefe del interbloque oficialista, Angel Rozas, como su par del PJ-FpV, Miguel Pichetto, entre otros legisladores, se mostraron de acuerdo en postergar el debate porque desconocen la letra de la iniciativa que la Cámara de Diputados aprobó la semana pasada en una compleja votación artículo por artículo pero nunca envió al Senado.

El ministro de Justicia indicó que la Argentina "suscribió hace muchos años la Convención Contra el Soborno Transnacional, que fue suscrita por 41 países", de los cuales "40 tienen hoy incorporada en su legislación la responsabilidad penal de personas jurídicas y Argentina es el único país que no la tiene".

"Nos parece importante que las personas jurídicas que lucran tengan responsabilidad como tales más allá de las personas físicas que ejercen su conducción", enfatizó el funcionario nacional, al tiempo que aclaró que "no hay posibilidad de sancionar una ley penal retroactiva".

De esta manera intentó zanjar la polémica que surgió en la Cámara de Diputados en torno al llamado "artículo Odebrecht" (finalmente eliminado) que permitía que las empresas acordaran con la Procuración del Tesoro (el cuerpo de abogados del Poder Ejecutivo) la extinción o reducción de la pena a cambio de brindar información sobre delitos anteriores a la sanción de la ley.

No obstante, Garavano indicó que, teniendo en cuenta que "numerosas empresas, como Skanska y Odebrecht, han reconocido la comisión de delitos en el país", sería "valioso poder regular algún mecanismo para ver de qué forma pueden reparar el daño que ocasionaron con ese pago de comisiones o sobreprecios que hayan hecho hacia atrás".

"No lo podemos regular desde el derecho penal, que no puede ir hacia atrás, pero sí desde el derecho administrativo", precisó el ministro de Justicia minutos antes de que los senadores le comunicaran su decisión de postergar el debate sobre esa iniciativa.

El primero en tomar la palabra fue Rozas, quien advirtió que "no es serio" tratar un proyecto que los senadores todavía no pudieron leer, por lo cual se debía postergar su debate hasta que la Cámara de Diputados lo enviara.

"Lo vamos a volver a invitar ministro, pero por ahora posterguemos", expresó a su turno Pichetto.

En tanto, el presidente de la comisión de Justicia, Pedro Guastavino (PJ-FpV), remarcó que, de acuerdo a lo que se conoce, la iniciativa tiene "graves errores, algunos muy groseros". Una de esas supuestas falencias fue mencionada por Rodolfo Urtubey, también del PJ-FpV, quien cuestionó la declaración de "imprescriptibilidad" de los delitos cometidos por las empresas en connivencia con funcionarios públicos.

Comentarios