Política
Sábado 09 de Septiembre de 2017

Repudian a Gendarmería por irrumpir en una clase pública

Armados y con perros, los efectivos de la fuerza sospechada por la desaparición del artesano impidieron el normal desarrollo de la actividad

La comunidad educativa del Instituto de Educación Superior Olga Cossettini expresó ayer su repudio por el accionar "intimidatorio" de un grupo de efectivos de la Gendarmería Nacional, que anteayer irrumpió una clase pública sobre la desaparición de Santiago Maldonado exhibiendo armas largas y perros.

Según explicaron las autoridades del instituto rosarino, el pasado jueves efectivos de Gendarmería irrumpieron con armas largas y perros en una clase pública organizada por estudiantes y docentes frente a las puertas del establecimiento, en Sarmiento al 2900, con el objetivo de dialogar y reflexionar sobre la desaparición de Maldonado.

La clase pública, que estaba en conocimiento de las autoridades del instituto, fue interrumpida por los gendarmes sobre las 18, lo que fue calificada por la comunidad educativa de "claramente intimidatoria".

"Estamos muy preocupados e indignados que no se les permita a los estudiantes y profesores manifestarse en la calles sobre temas de relevancia social y nacional", apuntó la comunidad educativa del instituto en un comunicado.

Asimismo, reclamaron "una explicación sobre quién dio la orden de este accionar, que viola los propios protocolos de seguridad del Estado, que prohíben la portación de armas en protestas sociales" y repudiaron el accionar "abusivo" de Gendarmería que "precisamente está sospechada de la desaparición" de Maldonado.

Gustavo Guevara, docente del establecimiento y testigo del episodio, dijo que "nunca se había producido la irrupción de Gendarmería en el instituto" y que "siempre las actividades se desarrollaron sin presencia de ninguna fuerza policial ni de Gendarmería".

El comunicado del establecimiento educativo dio detalles de lo sucedido el pasado jueves: "Al comienzo de una clase pública irrumpieron gendarmes con perros y empuñando armas largas en actitud claramente intimidatoria; se acercaron a un estudiante que estaba en la esquina junto a los carteles que expresaban «Aparición con vida de Santiago Maldonado. Hoy clase pública», al grito de «Vení flaco. Yo soy la autoridad, vení para acá. Callate la boca...»".

"Frente a esta actitud, el resto del grupo que estaba en la clase se acercó a la esquina y comenzó a filmar el despliegue del arribo de una camioneta de Gendarmería con más efectivos igualmente armados", continuó el relato.

"El grupo de estudiantes y docentes se corre hacia las puertas del Instituto para continuar de manera pacífica la actividad. Más tarde, luego de una deliberación los efectivos de Gendarmería optan por retirarse", concluyó el documento.

López Molina

Por su parte, el candidato a concejal de Cambiemos Roy López Molina salió ayer a cuestionar la actitud de Gendarmería. "La única condición para cortar una calle es pedir un permiso de utilización de espacio público, sea para una clase pública, el aniversario de una escuela o una obra de teatro, si eso está, incluso el Estado tiene que proveer la logística para el ordenamiento del tránsito", explicó López Molina.

"Si ese permiso estaba es torpe que aparezca alguien del Estado para decirte que eso no está bien, nada que tiene que hacer el Estado para impedir la actividad y mucho menos la Gendarmería", señaló el postulante al Palacio Vasallo.

El candidato macrista consideró que "las imágenes muestran una desproporción entre la actividad que desarrollaban los estudiantes y el despliegue de los efectivos de Gendarmería".

Además, indicó que "en momentos de la posverdad, donde parece que nada es indiscutible, donde se puede opinar sobre todo, eso que hizo la Gendarmería está mal de la misma manera que estuvo mal que en el patio de la Facultad de Humanidades se ponga una cara del presidente de la Nación con un balazo en la cabeza" (ver aparte).

Comentarios