Paso 2017
Jueves 10 de Agosto de 2017

"Por los perdigones pudo haber sido fatal", dijo Marijuán sobre el paquete bomba

El artefacto medía 10x20 centímetros. Los dos heridos se encuentran fuera de peligro.

"Pudo haber sido fatal", sostuvo el fiscal Guillermo Marijuán sobre el paquete-bomba que estalló hoy en la recepción de oficinas de la empresa Indra, la compañía multinacional española encargada del escrutinio provisorio, entre otras tareas de control de las elecciones Paso del próximo domingo, y provocó heridas diversas a dos personas que están fuera de peligro.
El fiscal Marijuán, uno de los investigadores, dijo que "el hecho fue de una peligrosidad muy importante. Tenía perdigones y rompió una computadora, el techo y un blindex".
"La chica y el muchacho que estaban fueron heridos. Pese a la desgracia tuvieron suerte, porque por la gran cantidad de perdigones pudo haber sido fatal", indicó.
El atentado ocurrió en el edificio situado en Cecilia Grierson 255, en el barrio Puerto Madero de la ciudad de Buenos Aires. El ataque "tiene el claro objetivo de asustar, de amedrentar, de infundir miedo, pero seguiremos trabajando como hasta ahora", afirmó esta noche una fuente oficial.
El paquete había llegado el martes pasado a la sede anterior de Indra, en Paraná casi Santa Fe. El bulto, que medía 10x20 centímetros, fue dejado por una persona que se movilizaba en una moto.
En las últimas horas un cadete fue a buscarlo —junto con otra correspondencia— para trasladarlo a las nuevas oficinas de la compañía española, donde estalló al ser abierto por una recepcionista que sufrió heridas en varias partes del cuerpo. El cadete, según los voceros, también recibió lesiones, pero ambos fueron atendidos en un hospital y se encuentran fuera de peligro.
El sistema de emergencias policial recibió el llamado de alerta alrededor de las 16.15 y entonces concurrieron el Same, patrulleros y diversas fuerzas de seguridad. Trabajaron la Prefectura Naval, la Policía de la Ciudad y la Policía Federal, que envió perros rastreadores, Brigada de Explosivos y Bomberos.
Indra emitió un comunicado donde oficialmente dijo que hoy por la tarde "recibió en sus oficinas un paquete que al ser abierto explotó".
"Dos personas de la compañía, que se encontraban en la recepción en ese momento, sufrieron heridas y quemaduras. Ambas fueron trasladadas por el Same al hospital Argerich", donde fueron "atendidas por profesionales médicos y se encuentran fuera de peligro", añadió la firma.
"Directivos de Indra ya se comunicaron con familiares de las víctimas para brindarles su apoyo", explicó, y concluyó que "se ha puesto a disposición de las autoridades policiales y de la Prefectura que están investigando este hecho".
El juez federal Daniel Rafecas y el fiscal federal Marijuán quedaron a cargo de la investigación.
Los funcionarios judiciales ordenaron la declaración testimonial de todos los que tuvieron contacto con el explosivo, la observación de todas las cámaras de seguridad del lugar y el análisis del artefacto, a cargo de la División Explosivos de la Policía Federal, dijeron fuentes tribunalicias.
Además, están tratando de hallar al sujeto que llevó el paquete a las antiguas oficinas de Indra para determinar el origen del explosivo y para ello es clave identificar y ubicar la moto.
Uno de los heridos fue identificado como Emanuel Coledani, de 38 años, que ingresó al Argerich con lesiones puntiformes (que presenta la forma o el tamaño de un punto) en la mano derecha, a raíz de los cual se le realizaron curaciones en la guardia y se retiró con alta médica por sus medios.
La otra persona es Ayelén García, de 27, la recepcionista, con lesiones puntiformes en la mano derecha, rostro y tórax. Se le hicieron curaciones en la guardia del hospital y se retiró derivada por su obra social (Osde), añadieron las fuentes.

Comentarios