Política
Jueves 29 de Junio de 2017

Piden tres años de prisión en suspenso para Boudou en el juicio por la inscripción irregular de un auto

La fiscal Stella Maris Scandura solicitó a la Justicia la condena del exvicepresidente argentino. Afirman que utilizó documentos falsos para adquirir un vehículo.

Una fiscal solicitó hoy a la Justicia que el exvicepresidente Amado Boudou (2011-2015) sea condenado a una pena de prisión de tres años en suspenso, al afirmar que utilizó documentos falsos para adquirir un automóvil. El pedido fue realizado por la fiscal Stella Maris Scandura ante el tribunal que juzga a Boudou, quien secundó a la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner (2007-2015) en su segundo período de gobierno.
La fiscal consideró que Boudou incurrió junto a una expareja en el presunto delito de "falsedad ideológica", publicó hoy el Centro de Información Judicial (CIJ).
Según las pruebas recogidas durante el juicio oral, que comenzó el 8 de mayo, el exvicepresidente pudo adquirir un automóvil con documentación falsa. El tribunal que tiene a su cargo el proceso contra Boudou dará a conocer la sentencia en agosto, dijeron fuentes judiciales.
La pena que la fiscal le imputa a Boudou es excarcelable, según establece el Código Penal argentino, por lo que el exvicepresidente no irá a prisión en caso de ser condenado.
Boudou, sin embargo, enfrenta cerca de una decena de causas por presuntos hechos de corrupción cometidos en su paso por la función pública. Si recibira una condena en algunos de esos casos, entonces sí deberá cumplir una pena de prisión.
Casi al mismo tiempo en que se conoció el pedido de la fiscal Scandura, otro tribunal decidió este jueves procesar a Boudou por el supuesto delito de "administración fraudulenta" al adquirir 20 autos cuando se desempeñó como ministro de Economía (2009- 2011).
Boudou también se encamina a un juicio oral tras ser procesado en 2014 en una causa por presuntas irregularidades cometidas en la venta de la imprenta de billetes Ciccone Calcográfica.
Según la investigación, mientras fue ministro de Economía Boudou utilizó la situación de quiebra de la compañía para levantarla por medio de beneficios del fisco y así quedarse, junto a algunos allegados, con el 70 por ciento de las acciones de la empresa que desde ese momento haría negocios con el Estado.

Comentarios