Política
Domingo 12 de Marzo de 2017

Peña: "Pueden hacer paros y piquetes pero el cambio no tiene vuelta atrás"

El jefe de Gabinete le pidió a la CGT que hable con la verdad. Dijo que no es cierto el número de despidos ni el impacto de las importaciones.

El gobierno advirtió ayer a los dirigentes de la CGT que "pueden hacer paros, piquetes" u otras medidas pero el cambio no tiene "vuelta atrás", lo que generó la réplica del gastronómico Luis Barrionuevo, quien consideró que las autoridades no tienen "noción del peligro" que "se está viendo en la calle", donde —alertó— "hay problemas serios".

El jefe de Gabinete, Marcos Peña, pidió a los jefes de la CGT "honestidad intelectual", hablar con la "verdad" y "no tirar cifras al voleo", en momentos en que la cúpula sindical analiza la fecha de una huelga nacional contra la Casa Rosada.

"Nos pueden hacer paros, nos pueden hacer piquetes, nos pueden hacer distintas cosas pero en la decisión del cambio, que nació del corazón de los argentinos, no hay vuelta atrás", advirtió el funcionario nacional.

Prioridades

"Nosotros vamos para adelante, tratando de mejorar con el diálogo, tratando de escuchar y priorizando la solución de los problemas, entendiendo sin ingenuidad que hay muchos actores de poder que están cuidando sus privilegios", destacó al respecto Peña.

La respuesta de Barrionuevo no se hizo esperar y alertó que el ministro coordinador "es como los chicos, no tiene noción del peligro", que "es lo que se está viendo en la calle", donde "hay problemas serios".

El gastronómico confirmó que el presidente Mauricio Macri se comunicó con él antes de la marcha del martes que la CGT realizó contra la Casa Rosada a fin de reprenderlo, "enojado, porque es un chico caprichoso", y reveló que, en ese contexto, tuvieron "una discusión muy dura".

Barrionuevo señaló que lo "sorprendió" que hacia el final de la comunicación, el primer mandatario le dijo: "«Bueno, cuidate», y después vinieron a allanar en distintos lugares por facturas truchas, por coimas, y yo no tengo ningún problema" (ver aparte).

En tanto, tras la masiva protesta motorizada por el triunvirato de la CGT, que terminó en disturbios atribuidos a sectores kirchneristas, Peña pidió ayer a la dirigencia sindical "honestidad intelectual y valentía para seguir con el diálogo".

"Tenemos que discutir sobre la verdad, no podemos tirar cifras al voleo porque, si no, son consignas políticas", expresó el funcionario, para luego resaltar que "cuando dicen que se pierden puestos de trabajo no dicen toda la verdad porque hace seis meses que estamos creciendo". Añadió que cuando "se habla de la inflación, se sabe que está cayendo, y eso de que están aumentando las importaciones es falso".

Ordenamiento

Peña sostuvo que desde que asumió, el Ejecutivo estuvo "ordenando una economía devastada" y puntualizó que "todos apostamos a que el diálogo sea el camino para ir resolviendo los problemas".

Al insistir en cuestionar los gobiernos de Néstor Kirchner y de Cristina Fernández, Peña sostuvo que "el kirchnerismo planteó una visión de sociedad que habla de una cultura del poder, del clientelismo, de una visión autoritaria, de un pensamiento único que nosotros no compartimos".

"Acá no es un palo en la rueda táctico (desde la oposición) para ver cómo saco un poquito más de poder; acá hay una discusión de en qué sociedad queremos vivir, y nosotros queremos vivir en una sociedad democrática, con instituciones, con una economía que genere trabajo, integrada al mundo, que viva en el tiempo que vivimos, que no piense en una nostalgia imposible de hace 30 años de querer volver para atrás", concluyó el ministro coordinador del gabinete de Macri.

ministro. Marcos Peña dijo que la inflación está cayendo y planteó como "falso" el aumento de importaciones.

Comentarios