Política
Domingo 01 de Octubre de 2017

Peña: "Comparto la angustia de querer saber dónde está Maldonado"

El jefe de Gabinete asegura que Cambiemos tiene grandes chances de ganar en Santa Fe y apunta contra Agustín Rossi. Revela que luego del 22 de octubre habrá nuevas conversaciones con Lifschitz.

“Comparto la angustia de querer saber dónde está Santiago Maldonado”, dice Marcos Peña. El ministro preferido de Mauricio Macri tiene un nivel de influencia en el oficialismo cada vez mayor, al punto que el “dice Marcos” es repetido como un mantra entre los dirigentes de Cambiemos. Como para coronar esa situación, el jefe de Gabinete acertó en la lectura previa a las elecciones en Santa Fe, cuando decidió privilegiar la marca Cambiemos por encima de los nombres propios.

   “Los resultados fueron en línea con lo previsto, pero fueron resultados cortos de acuerdo a lo que esperamos para los comicios de octubre. La provincia de Santa Fe, en particular, no se siente representada con la idea de ser kirchnerista o de respaldar a un dirigente (Agustín Rossi) que representa básicamente a Cristina. Creo que podemos crecer y ganar en Santa Fe si seguimos trabajando y logrando ese vínculo con la gente”, puntualiza Peña en una entrevista exclusiva con La Capital.

   —Triunfó “la teoría Marcos Peña”. La última vez que conversamos dijo que no importaba quién era el primer candidato, que valía el equipo, la marca. En Santa Fe, Albor Cantard fue el más votado pese a que en Rosario tenía el 4% de conocimiento.

   —Siempre creí eso, aunque no es una teoría de uno u otro, se trata de entender el fenómeno de Cambiemos, que surgió de abajo para arriba y que tiene que ver con valores, con una visión de país y provincia. Y un equipo que nos representa. Y eso ocurrió en todo el país. La idea del cambio es Cambiemos y el equipo refleja esos valores.

   —Han logrado un negocio político formidable con “la grieta”. Ustedes y los kirchneristas sacaron de la cancha a las terceras posiciones. Impidieron el crecimiento de una tercera vía. ¿No cree que “la grieta”, a la larga, le va a hacer mal a la política bien entendida?

   —La identidad de los votantes, la construyen los votantes. No creo en la lógica que algunos políticos expresan, despreciando a los votantes y diciendo que los gobernantes eligen los escenarios políticos. Son los votantes los que eligen los escenarios políticos. Hay una gran parte de la sociedad que apoya este proceso de cambios, que quiere que nos vaya bien, y otros que no, que les gustaba más el proceso anterior, generando esa polarización en la oferta política. Nuestro desafío de ahora en más será crecer, lograr resultados y darles tranquilidad a los argentinos. Nosotros queremos trabajar para todos, no queremos dividir a los argentinos como sucedió en el pasado reciente, para nada. Eso no quita que pensemos distinto en muchos temas.

   —¿Dan por seguro que revertirán los resultados de Santa Fe y Buenos Aires el 22 de octubre?

   —Trabajamos para eso. En Santa Fe hay una mayoría que quiere apoyar a Cambiemos y no a Cristina, a Rossi en este caso, que es su colaborador estrecho y futura autoridad de la Cámara de Diputados del bloque kirchnerista. Los que tienen la última palabra son los votantes.

   —¿Le sorprendió la elección del Frente Progresista?

   —Hay un deseo de cambio, también a nivel provincial, y a veces un discurso muy agresivo por parte de los candidatos del Frente Progresista que, de alguna manera, no esperábamos que tuviera demasiado eco entre los santafesinos. Hay un contexto político y social distinto.

   —¿Notan que es muy agresivo el discurso del gobernador Lifschitz y del Frente Progresista hacia el gobierno nacional?

   —Cada persona del Frente tiene discursos distintos. En general hay poca generosidad para reconocer todo lo que se hizo para Santa Fe. La seguridad fue un desafío central cuando el gobernador nos pidió ayuda y sin ningún tipo de especulación vinimos. Ayudamos a pacificar Rosario y Santa Fe, aplicamos políticas económicas que ayudaron al campo y ahora a la industria. Todo eso hizo crecer a Santa Fe, como la obra pública. Si uno escucha a los dirigentes del Frente Progresista eso no se refleja. Pero bueno, los respetamos.

   —Ahora bien, ¿el gobierno le va a pagar la deuda a la provincia de Santa Fe?

   —Por supuesto. Nosotros cumplimos los fallos judiciales, pero ahora estamos en tiempo legal para discutir una propuesta y llegar a un acuerdo. Mientras tanto, la inversión de más de diez mil millones de pesos que está prevista para el presupuesto en la provincia ya es una parte de esa propuesta. Es una cantidad de obras que nunca se reflejó en el pasado.

   —A ver si lo entiendo: ¿va a haber una especie de plan canje con la provincia?

   —Es posible, y sería lo natural que una parte de la deuda contemple lo que está haciendo el gobierno en materia de inversión.

   —¿Y respecto a la Caja de Jubilaciones cuál es el objetivo del presidente? El gobernador salió a decir que no se la van a entregar a la Nación y que se respetará el 82% móvil. ¿El gobierno quiere quitar el 82% móvil?

   —La Nación es una sola y las cuentas públicas también afectan a las provincias. Hay que tener un debate honesto y de buena fe, en todo caso después de las elecciones. Son muchos los desafíos que hay por delante con la provincia, porque en materia jubilatoria la Nación también paga las jubilaciones de los santafesinos.

   —¿Lo desvela la ausencia de Maldonado?

   —Por supuesto, y centralmente desde lo humano. Comparto la angustia de querer saber adónde está Santiago Maldonado. Esto genera muchísimo ruido en la sociedad y me preocupa mucho más estando en el gobierno.

   —¿Este es el mejor momento de la economía desde que asumió?

   —Se vuelve indiscutible que estamos en zona de crecimiento. Esto permite sustentar la esperanza de que vamos rumbo a un mejor escenario económico. Cambió la tendencia y el año próximo creceremos más, con más obras, empleo, crédito.

   —¿El candidato a gobernador será Corral y a intendente López Molina, o el PRO va a tener un candidato propio para la Casa Gris?

   —Cambiemos va a tener una muy buena propuesta para el 2019 en todos los niveles de la provincia. Pero vamos a seguir trabajando con la lógica del equipo, pensando que Cambiemos no tiene un salvador, tiene un equipo que representa el cambio en la provincia.

Comentarios