Política
Lunes 13 de Febrero de 2017

Parrilli insiste en que hubo "espionaje político" del gobierno en su contra

El ex secretario general de la Presidencia kirchnerista y ex jefe de Inteligencia, Oscar Parrilli, insistió ayer con que hubo "espionaje político" del gobierno en su contra por las escuchas filtradas a la prensa y advirtió que "intentaban escuchar a la ex presidenta", Cristina Fernández.

El ex secretario general de la Presidencia kirchnerista y ex jefe de Inteligencia, Oscar Parrilli, insistió ayer con que hubo "espionaje político" del gobierno en su contra por las escuchas filtradas a la prensa y advirtió que "intentaban escuchar a la ex presidenta", Cristina Fernández.

Parrilli, procesado por el juez Ariel Lijo por supuesto encubrimiento al prófugo Ibar Pérez Corradi, volvió a apuntar contra el gobierno y dijo que "esto es responsabilidad directa del presidente (Mauricio) Macri y del ministro de Justicia, (German) Garavano con la complicidad de los medios de comunicación".

Asimismo, sostuvo que "esas grabaciones" pudieron haber sido filtradas por "Lijo, (Guillermo) Marijuan, (Juan Tomás) Rodríguez Ponte, (Ricardo) Lorenzetti o la AFI", pero que "ahora salen todos a decir «yo no fui» como si jugaran a la mancha venenosa".

"Estamos ante un espionaje político. Las cosas que están trascendiendo no tienen nada que ver con las causas por las cuales supuestamente me habían pinchado el teléfono", argumentó el ex funcionario.

Además, aseguró que detrás de la difusión de los audios el gobierno intenta espiar a la ex mandataria para lograr "la impugnación de la candidatura de Cristina Kirchner" en las próximas elecciones por parte del gobierno, al que acusó de buscar "eliminarnos políticamente ligándonos a los peores crímenes, como el narcotráfico y el atentado a la embajada de Israel".

El camino judicial

Paralelamente, la Cámara Federal deberá resolver en las próximas semanas si hace lugar al pedido para la detención de Parrilli, procesado por el encubrimiento agravado de un narcotraficante prófugo.

El fiscal Guillermo Marijuan ya apeló el procesamiento sin prisión preventiva pero la defensa de Parrilli aún no fundamentó su planteo porque primero pretende apartar de la causa al juez Martín Irurzun, presidente de la Cámara Federal y encargado del área de las escuchas.

Irurzun rechazó esta semana su recusación pero el juez Eduardo Farah y otro convocado de la Sala I (Eduardo Freiler, Jorge Ballestero o Leopoldo Bruglia) analizaran el planteo de la defensa de Parrilli para dar una respuesta.

Recién cuando quede conformado el tribunal de alzada a intervenir, en la Sala II tendrán que resolver la recusación contra Lijo y también las quejas al procesamiento de Parrilli —el fiscal por la detención y la defensa por su sobreseimiento—.

El escándalo de las escuchas generó además roces políticos porque el kirchnerismo denunció por espionaje al gobierno, y se abrió una investigación impulsada por la Corte para esclarecer por qué se filtraron las conversaciones.

Comentarios