Política
Miércoles 26 de Abril de 2017

Nuevo contrapunto entre la Casa Rosada y la provincia por las obras hídricas

El gobernador replicó con que Santa Fe presentó proyectos estratégicos y aclaró que hay otros en carpeta a la espera de financiamiento nacional.

Nación y provincia protagonizaron ayer un nuevo contrapunto centrado en la emergencia hídrica. La mecha la encendió el jefe de Gabinete, Marcos Peña, quien al brindar su informe mensual ante el Senado les endilgó a las sucesivas administraciones socialistas la responsabilidad por la falta de obras necesarias para paliar las últimas inundaciones registradas en territorio santafesino. Sin embargo, el gobernador Miguel Lifschitz aclaró que la Casa Gris ya presentó proyectos tendientes a evitar desastres como los ocurridos en 2016 y 2017, mientras que otros continúan en carpeta a la espera de financiamiento por parte de la administración de Mauricio Macri.

A partir de una pregunta del senador nacional por Santa Fe Omar Perotti (PJ-FpV) sobre la marcha del plan de obras que anunció el gobierno para prevenir catástrofes como las que causaron meses atrás las intensas lluvias en la provincia, Peña lanzó una estocada que, al mismo tiempo, pareció darle luz verde a la campaña de cara a las próximas elecciones.

"Respecto de la cuestión de las inundaciones, esto nos pasa en varias provincias, y muchas veces nos solicitan recursos para obras. Pero, cuando les pedimos el proyecto para esos trabajos, no está", replicó Peña.

En ese sentido, el jefe de Gabinete añadió: "Esta situación genera un doble inconveniente, porque la primera pregunta es por qué no está el proyecto si esos problemas se saben desde hace mucho. En particular, es una objeción que le hicimos al gobernador de Santa Fe".

"Después de muchos años de gestión del mismo sector político (por el socialismo), las obras estructurales no fueron hechas ni diseñadas, y Santa Fe es una provincia rica en recursos", reprochó Peña.

En esa línea, el funcionario concluyó: "De nuestra parte, en el área de Recursos Hídricos seguiremos trabajando en los proyectos nacionales anunciados. También en fortalecer la capacidad de la provincia y los municipios para hacer las obras que les tocan a ellos".

Previamente, el Senado había aprobado y girado a Diputados un proyecto que declara zona de emergencia por 180 días a localidades de Santa Fe y otras provincias (ver aparte).

Lifschitz, por su parte, recordó a La Capital que en lo que va de su gestión tuvo que atravesar dos emergencias hídricas. "Para atender exclusivamente lo ocurrido en 2016 recibimos 55 millones de pesos frente a pérdidas de más de 3 mil millones de dólares. Santa Fe sola destinó más de 500 millones de pesos".

Sobre lo ocurrido en 2017, el jefe de la Casa Gris abundó: "Destinamos otros tantos millones a una emergencia no tan extendida como la anterior y recibimos 120 millones de pesos directos para municipios y comunas que quedaron bajo el agua. Eso fue todo. También hubo un compromiso de (el ministro de Agroindustria nacional, Ricardo) Buryaile de 250 millones de pesos, a modo de préstamo, para los tamberos afectados que todavía no se concretó".

Acerca de las obras hídricas, Lifschitz recordó que a partir del compromiso asumido a principios de año por el ministro del Interior nacional, Rogelio Frigerio, en relación a su financiamiento, Santa Fe "envió iniciativas de inmediato". Y puntualizó: "Algunas fueron presentadas y otras están todavía en elaboración ya que llevan su tiempo".

"Es verdad que no tenemos todos los proyectos, como también es cierto que no pueden financiar todo de golpe (en alusión al respaldo de la Nación). En los últimos meses nos pidieron iniciativas pero, si no las van a solventar, qué sentido tiene", planteó el socialista.

En ese sentido, la provincia identificó ocho proyectos de envergadura para ser financiados por la Subsecretaría de Recursos Hídricos de la Nación, de los cuales tres ya fueron presentados con la documentación completa exigida por las autoridades: canal Empalme Villa Constitución, canal de Descarga Alternativa Norte La Picasa y canal Agataura-El Hinojo (con derivación al canal San Urbano).

"No voy a decir que la Nación no nos apoyó, pero tampoco es cierto que no hicimos nada en Santa Fe. Si un año y medio atrás nos hubiesen avisado que estaba el financiamiento, los llenábamos de proyectos", concluyó Lifschitz.

La emergencia hídrica ya había detonado meses atrás una áspera controversia Nación y provincia centrada en las obras necesarias para evitar catástrofes de ese tipo.

Incluso, el gobernador despidió en enero pasado al primer funcionario de su gabinete por las inundaciones. Se trata Roberto Porta, por entonces secretario de Recursos Hídricos provincial, de extracción radical y allegado al diputado nacional Mario Barletta (afín al PRO).

Comentarios